Una red de comunicaciones interna de la UE atentaría contra las leyes del comercio internacional

Empresas

Así lo ha afirmado EE.UU que ha denunciado que impedir el flujo de datos transfronterizos supondría una alteración grave de las normas.

En febrero la UE abordó la posibilidad de crear una red de comunicaciones interna para garantizar la privacidad de los datos de los ciudadanos comunitarios tras el escándalo del espionaje llevado a cabo por EE.UU.

Bajo esta iniciativa poco después se dio a conocer un plan conjunto entre la UE y Brasil para extender un cableado submarino y crear una red que frene los temores de espionaje de la NSA, compartiendo el interés común de proteger un Internet libre y abierto.

Ahora EE.UU ha criticado esta propuesta advirtiendo que tal normativa puede infringir las leyes del comercio internacional.

En su revisión anual de las barreras comerciales a las telecomunicaciones, la oficina para la Representación Comercial de EE.UU (USTR) ha puesto de manifiesto que los impedimentos a los flujos de datos transfronterizos son una preocupación grave y creciente a raíz de esta posible medida, según recoge Reuters.

“La propuesta reciente de los países de la UE de crear una red única europea podría potencialmente llevar a la exclusión o la discriminación de los proveedores extranjeros de servicios, afectando directamente a los servicios de red que dependen de ellos”, ha expuesto la USTR en un informe.

Los líderes de las grandes empresas tecnológicas del comercio electrónico de EE.UU, un mercado con un valor estimado de hasta 8.000 millones de dólares al año, han instado a la Casa Blanca a llevar a cabo reformas para calmar las preocupaciones de privacidad y defenderse del proteccionismo digital.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor