Una caja de Faraday para exámenes seguros

Empresas

Los estudiantes ingleses no reparan en gastos para copiar en los exámenes. Un cuarto de los que lo hacen utiliza teléfonos móviles.

Las cifras dadas a conocer por la Qualifications and Curriculum Agency (QCA) inglesa muestran que un cuarto de los copiones en los exámenes utiliza un teléfono móvil.

La agencia ha pedido medidas drásticas para prevenir estas prácticas, incluyendo acomodar a los estudiantes en aulas aisladas por metal para crear una caja de Faraday. El objetivo es bloquear las señales de teléfonos móviles.

QCA quería recomendar el uso de bloqueadores de señal, pero la práctica está prohibida por Ofcom, el perro guardián de las telecomunicaciones británicas.

Otras medidas sugeridas incluyen cachear a los estudiantes con detectores de metal. “Nuevos tipos de bloqueadores de teléfonos móviles podrían estar disponibles en el futuro”, dijo el profesor Jean Underwood, de la Nottingham Trent University, que ha realizado el estudio de QCA.

Los móviles se utilizaron para pedirle a amigos la respuesta a preguntas de examen o para acceder a Internet para buscar la ayuda de Google.

De los 4.500 examinados penalizados por hacer trampas en 2005 en las aulas británicas, cerca de 1.100 había utilizado teléfonos móviles. µ

Fuente original

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor