Uno de cada tres directivos españoles no confía en los sistemas de su empresa

ProyectosSector PúblicoSeguridadSoftware

De acuerdo con la encuesta Global IT Trust, el 63% de los responsables sí cree que las soluciones implementadas permiten proteger los datos, asegurarlos y tenerlos siempre disponibles.

Ahora que se habla tanto de confianza o, mejor dicho, de falta de confianza en EE UU y en sus empresas tras el espionaje masivo llevado a cabo por la NSA, EMC ha presentado un estudio que también gira en torno a la confianza, pero esta vez centrada en la que tienen los responsables de Negocio y de TI acerca de las estrategias e infraestructuras de TI implantadas en empresas y administraciones públicas de todo el mundo.

Tras entrevistar a 3.200 directivos de compañías de 10 sectores de actividad de 16 países diferentes, el estudio Global IT Trust Curve revela que los responsables de Negocio y de TI tienen poca confianza en la capacidad de sus organizaciones a la hora de evitar paradas no planificadas, brechas de seguridad y pérdidas de datos.

Las “cifras de confianza” varían dependiendo del país. Así, China se sitúa como el país que alcanza el nivel de madurez más alto en la implantación de tecnologías de disponibilidad continua, seguridad avanzada, backup y recuperación integrales. Estados Unidos se coloca en segundo lugar, seguido de Sudáfrica, Brasil, Australia y España. “No significa que sean más seguros, puesto que para este estudio nadie ha ido y probado la seguridad de sus sistemas, sino que tienen la percepción de que lo son, algo que depende mucho del carácter”, ha explicado Jaime García Cantero, analista independiente, encargado de presentar el estudio.

Incidentes y sus consecuencias

Otro dato interesante es que el 61% de todas las compañías encuestadas ha sufrido al menos un incidente en el último año: caídas no planificadas (37%), brechas de seguridad (23%) o pérdida de datos (29%). La cifra en el caso de España es superior, con el 76% afirmando haber tenido uno de esos contratiempos y evaluando las pérdidas por brechas de seguridad en 524.881 dólares, por pérdida de datos en 513.676 dólares y 365.000 por caídas del sistema. No es de extrañar, pues, que casi uno de cada tres directivos españoles preguntados (27%) no confíen en la tecnología implantada en su empresa.

Donde se ve disparidad entre los responsables de TI y los de negocio es que el 70% de los primeros considera que su departamento es el impulsor de la capacidad de adaptación y seguridad de la infraestructura TI, el porcentaje cae hasta el 50% si responden los segundos. En España, estos porcentajes son del 75 y el 59%, respectivamente.

A la hora de señalar las principales consecuencias provocadas por los incidentes reconocidos anteriormente, los encuestados señalan la pérdida de productividad de los empleados (45%), de ingresos (39%), de confianza/lealtad por parte de los clientes (32%) y de oportunidades de negocio (27%). Como se puede ver en la imagen adjunta, los datos varían en nuestro país.

Como era previsible, las reducciones presupuestarias (52%) se sitúan como el principal obstáculo a la hora de implementar soluciones que garanticen el día a día. También señalan las limitaciones de recursos (35%), una planificación poco apropiada (33%) y la falta de conocimientos y habilidades (32%). Eso sí los chicos se desmarcan subrayando como principal problema la falta de recursos y la carga de trabajo (50%).

Aunque la seguridad resulta clave para cualquier corporación, la encuesta deja claro que la mayoría (80%) utiliza antivirus y firewalls, mientras que solo el 18% afirma haber adoptado soluciones SIEM (Security Information and Event Managemente) y un 11% soluciones GRC (Governance Risk and Compliance), que ofrecen las capacidades de monitorización y respuesta necesarias para defenderse frente a amenazas avanzadas.

Spain_Results

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor