Uno de los suministradores de Samsung, acusado de explotación laboral infantil

Empresas
0 0 No hay comentarios

Por desgracia ni es el primero ni será el último de los fabricantes de componentes para marcas punteras en tecnología que emplea niños en algunos de sus centros en el país asiático. En esta ocasión se trataría de Shinyang Electronics, suministrador oficial para Samsung que ha sido acusado por la organización China Labor Watch.

China Labor Watch (CLW) es una organización sin ánimo de lucro que investiga las condiciones laborales en el país. Fruto de su desempeño fue el informe presentado el pasado año en el que se recogían la durísima situación en la que trabajan los empleados de las fábricas de Pegatron, uno de los suministradores de Apple. Pero en esta ocasión la industria objeto de denuncia trabaja para Samsung y las irregularidades se refieren al empleo de niños.

En las instalaciones de Shinyang Electronics se habrían encontrado cinco menores de 16 años además de otros 20 menores de edad. Algunos de ellos se ven obligados a trabajar durante turnos de 11 horas aunque sólo se les paga por 10 horas de jornada. El salario es de $1,20 por hora. Su cometido es encargarse de las tapas y otras piezas para dispositivos Samsung.Algunos de los niños empleados tendrían 14 años.

Los inspectores de CLW pudieron constatar que los menores disponían de unas tarjetas de identificación con un formato diferente de las que portan los empleados adultos, con lo que además su identidad real queda falseada.

samsung-child-labor-fake-id-china-labor-watch

Además CLW afirma haber encontrado evidencias de formación inadecuada, contratación discriminatoria (no se contratan mujeres) y de impedir que los empleados puedan rechazar sus trabajos sin recibir previamente el visto bueno de un director.

child-workers-samsung-supplier-china-labor-watch

Desde Samsung se anuncia la apertura de una investigación para aclarar estas circunstancias dado que como es lógico suponer en la empresa surcoreana no deben estar al tanto del funcionamiento cotidiano de las fábricas a las que encargan los componentes ni mucho menos de sus políticas no ya oficiales sino extraoficiales e incluso ilegales. De hecho entre agosto de 2013 y junio de 2014 Samsung ha llevado a cabo una auditoría interna de sus suministradores sin haber encontrado ninguna evidencia de explotación infantil, pero por lo que parece en CLW han investigado un poco más.

vINQulo

China Labor Watch 

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor