Uno de cada cuatro servidores DNS siguen vulnerables ante los ciberataques

Seguridad

El 40% de este tipo de servidores suponen un peligro para sí mismos y para otros.

El agujero de seguridad por envenenamiento del caché, conocido como la vulnerabilidad Kaminsky, sigue vigente en el 25 por ciento de los servidores DNS, según datos del informe anual elaborado por The Measurement Factory que Infoblox ha trasmitido en un comunicado a los medios.
El análisis realizado a un 5 por ciento de los espacios de direcciones IPv4 (80 millones de direcciones) revela que el 40 por ciento de este tipo de servidores son un peligro para sí mismo y su entorno.
Después de descubrirse la “vulnerabilidad Kaminsky”, el esfuerzo para que los usuarios estuvieran protegidos no ha sido muy fructífero. “Es sorprendente que muchas empresas sigan abandonando sus sistemas DNS y dejando a sus servidores ser víctimas potenciales de los ciberataques”, comenta Cricket Liu, vicepresidente de Arquitectura de Infoblox.
Asimismo, el 30 por ciento de los servidores DNS sondeados permiten hacer transferencias a solicitantes arbitrarios y son un blanco fácil para ataques de negación de servicio.
Los servidores DNS desprotegidos corren el peligro de que los ciberdelicuentes puedan modificar su dirección IP y obtener información personal del usuario, además de controlar su tráfico de navegación.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor