USB 3.0, primeras pruebas en Linux

Open SourceSoftware

Con la finalización y publicación de las especificaciones finales de USB 3.0, el nuevo puerto de interconexión de periféricos que promete aumentar en diez veces la velocidad de transferencia de datos y mejorar la gestión energética, llegan los primeros controladores y pruebas de prototipos funcionando bajo Linux.

Un controlador Linux para xHCI hacía posible la comunicación del dispositivo USB 3.0 con la controladora de host. En la demostración, la velocidad de transferencia de datos superaba en 3,5 veces al estándar USB 2.0, aún alejada de los prometidos 600 MB/s, aunque se trate de la primera etapa de la implementación.

Para obtener el soporte básico en Linux hay que modificar la pila USB en Linux y otros cambios recomendados por las especificaciones oficiales. Además se necesitan drivers para la controladora de host xHCI encargada de la comunicación de los dispositivos con el software.

Lo primero parece más fácil con la publicación de la especificación, y serán implementados en el kernel y recogidos por proveedores como RedHat, Novell o Canonical, después de ser revisados. El driver para la controladora de host es más complicado, necesita cambios más profundos que los del núcleo básico y no puede ser enviado para revisión de la comunidad Linux hasta que la especificación xHCI no sea liberada. Los cambios en el desarrollo se publicarán en esta lista de correo

Desarrollo prometedor aunque no hay un programa oficial de cumplimiento del estándar en Linux, por lo que algunas de sus características podrían no estar disponibles o no obtener todas sus ventajas, según anuncian.

Para Windows, el soporte llegará con 7. Sobre otros sistemas, Microsoft no ha anunciado soporte oficial, aunque distintos fabricantes podrían ofrecer controladores no oficiales para Vista. Nada se sabe de XP.

Recordemos que los dispositivos USB 3.0 mantendrá retro compatibilidad con versiones anteriores del estándar, funcionando en todos los sistemas en que lo hagan USB 2.0/1.0 aunque lógicamente sin obtener las mejoras en rendimiento/eficiencia energética del nuevo desarrollo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor