Utilizar Windows XP multiplica por cinco los gastos empresariales

EmpresasMercados FinancierosPCProveedor de ServiciosProyectosSeguridadSistemas OperativosWorkspace

Un informe de IDC analiza los riesgos, costes e impacto en la productividad por uso de versiones antiguas del software de Microsoft frente a los beneficios de actualizar los equipos informáticos a Windows 7.

Microsoft lo ha dicho por activa y por pasiva: Windows XP es el pasado y hay que dejarlo atrás. Aún así, el proceso de migración a versiones más recientes, como Windows 7, está resultando más lento de lo esperado y la compañía ha lanzado un nuevo mensaje a las empresas: utilizar ediciones de software antiguas entraña un alto riesgo de seguridad… y supone un gran coladero de dinero.

windows_xpLa compañía dirigida por Steve Ballmer ha aprovechado su patrocinio de un estudio de IDC que analiza los riesgos, costes e impacto en la productividad asociados con oficinas que ejecutan Windows XP frente a otros entornos que recurren a Windows 7, para amplificar su campaña de actualización.

¿La principal conclusión? “Las organizaciones que continúan manteniendo un entorno Windows XP, no sólo se exponen a riesgos de seguridad y problemas de soporte, sino que también están malgastando una buena parte de su presupuesto que sería mejor emplear en la modernización de sus inversiones en TI”, comenta Erwin Visser en The Windows Blog.

En concreto, IDC habría descubierto que la diferencia de gasto entre una organización que sigue utilizando XP y otra que se ha modernizado a Windows 7, es cinco veces mayor. La consultora también advierte de que cuanto más tiempo se espere para realizar la migración, más pérdidas monetarias se producirán. En el cuarto año de utilización de Windows XP más allá del plazo fijado para ello, los costes de mantenimiento aumentan un 25% y la productividad de los trabajadores disminuye un 23%. Al quinto año de vida de los equipos ya se habla de un 29% y un 40%, respectivamente.

Entre las causas de esta pérdida monetaria, de tiempo y productividad destacan los ataques por malware y las múltiples ocasiones en que es necesario reiniciar el ordenador.

Sea como fuere, XP tiene los días contados. El soporte oficial para una plataforma que ha superado la década de vida terminará el día 8 de abril de 2014, por lo que se recomienda fervientemente a los usuarios que actualicen sus dispositivos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor