Van un CEO tecnológico, un experto en moda y una periodista….

Empresas

Más allá de las contrataciones de trabajadores al uso, las compañías tecnológicas sorprenden de vez en cuando con fichajes de talento especializado en otros campos de conocimiento.

Cuando hablamos de la importancia de aprender a contratar a las personas correctas para cada uno de los huecos que se van abriendo en plantilla, por el peso que estas incorporaciones tendrán en el proyecto final, no nos referimos sólo a empresas de reducidas dimensiones o startups que están dando sus primeros pasos. El fichaje de candidatos también es clave, como es natural, para organizaciones ya consolidadas tipo Apple y Yahoo!, que durante las últimas semanas han dado el campanazo con la captación de talento fuera del ámbito que parecería corresponderles. Más allá de los ingenieros de telecomunicaciones, diseñadores gráficos o informáticos, están tocando otros palos que podrían ayudarles a mejorar su visión de negocio.

¿Por ejemplo? El de la moda. Directamente del mundo de las pasarelas, los focos y el lujo ha sacado Apple a varias de las últimas piezas para su gran puzzle.

La más recientes de todas es Angela Ahrendts, todavía CEO de la histórica firma británica Burberry. Esta función la ha desarrollado durante más de siete años y dirá adiós dejando a su valioso fondo de gabardinas y productos con característico estampado a cuadros en un momento de alza económica. El reto que tiene por delante es supervisar “la dirección estratégica, expansión y operación” de las tiendas físicas y online, un puesto creado ex professo, y algunos (como el propio Marc Benioff) dicen que lleva trazas de convertirse en futura máxima dirigente de la firma de la manzana mordida.

Aunque ése es un enigma que habrá que ir desenmarañando con el tiempo, a medida que Ahrendts muestre su valía (o falta de ella). Y es que experiencia le sobra, pero no precisamente a la hora de dirigir una compañía de corte tecnológico. Antes de entrar a trabajar en Burberry fue vicepresidenta ejecutiva de Liz Claiborne Inc, vicepresidenta ejecutiva de Henri Bendel y presidenta de Donna Karan International, todas ellas firmas estandartes en términos “fashion”, ya sea en ropa, zapatos, joyas, accesorios o colonias.

Un tema común con el que han crecido profesionalmente otros recién llegados a Cupertino, como Paul Deneve, Jay Blahnik y Ben Shaffer (vía 9to5Mac). El primero fue CEO de otra marca que no necesita presentación, Yves Saint Laurent, además de haber pasado por Lanvin y Nina Ricci. El segundo y el tercero participaron en el desarrollo de la pulsera FuelBand de Nike. Y los tres podrían orientar a Apple en la creación del rumoreadísimo y esperadísimo iWatch, por gusto estético o saber hacer.

A priori la moda y la tecnología no tienen mucho que ver, pero a la hora de comercializar productos que enganchen a los consumidores las distancias comienzan a difuminarse. Apple (o al menos su fuerza impulsora hasta hace poco, Steve Jobs) se caracteriza por su atención milimétrica al detalle, lo que también acorta distancias. Sus dispositivos no son precisamente baratos y aún así ha conseguido ganarse la admiración de unos fanboys que aprecian, entre otros aspectos, la belleza, la ligereza y la innovación (que se le exige que siga ofreciendo). Y por ahí es por donde parece que seguirá tirando la empresa californiana con el objetivo de soportar los envites de la competencia y fortalecerse como marca.

Un cóctel de fichajes y formaciones

Aparte de la moda, otra área que parece interesar a las compañías tecnológicas y además les sirve de utilidad para mimar su crecimiento es la periodística. En este caso la comunicación es fundamental tanto para dar a conocer ideas como para hacerse un nombre e interactuar con los propios clientes. Hace tan sólo unos días, la Yahoo! de Marissa Mayer seducía a la presentadora Katie Couric para que complementase su trabajo en el programa de la cadena ABC que lleva su nombre con la colaboración en el servicio de noticias del famoso portal web. Ahí no se limitará a ser un rostro (o el rostro) en el que los usuarios puedan confiar, también liderará a un grupo de corresponsales que cubrirán noticias de carácter internacional.

Y es que Couric no es el único fichaje estrella de Yahoo! para este proyecto. Los redactores del periódico New York Times Megan Liberman, David Pogue y Matt Bai han caído igualmente en las redes del gigante tecnológico.

También del mundo mediático, y más en concreto de la radio y de la televisión, proceden Vivian Schiller y David Lawenda, que han sido fichados por las redes sociales Twitter y Facebook, respectivamente. Si bien es verdad que Lawenda está formado en ventas, como manda su nuevo cargo, con cierta continuidad de habilidades que se ve en marketing con Gary Briggs (en el pasado en la firma de bebidas Pepsi, ahora en Facebook) o Kirk Perry (antes en la multinacional de artículos de consumo P&G con marcas como Fairy, Gillette, Ausonia o Pantene, en breves momentos en Google, como explicó en su día Ad Age). Microsoft se estaría pensando muy seriamente la posibilidad de contratar a Alan Mulally, actual presidente ejecutivo de la compañía de automoción Ford, para nada más y nada menos que sustituir a Steve Ballmer, su aún CEO.

Y así muchos más. Los cruces de caminos entre negocios son inagotables.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor