Las ventas de móviles crecieron un 21,3% en 2006

OperadoresRedes

En todo el mundo se comercializaron 990,8 millones de terminales. Durante el
último trimestre del año, las ventas aumentaron un 21%, hasta los 284,2 millones
de unidades.

Durante 2006 se comercializaron más de 990,8 millones de teléfonos móviles en
todo el mundo, lo que representó un crecimiento del 21,3% respecto a las cifras
registradas un año antes, cuando se alcanzaron 816,6 millones de terminales
vendidos, según la consultora Gartner.

Para el último cuarto del año, el incremento fue ligeramente inferior al del
acumulado (un 21%), con un total de 284,2 millones de unidades comercializadas.
De acuerdo con la misma fuente, este aumento se debió a la preparación para la
celebración del Año Nuevo chino, así como a la introducción, a finales del
periodo, de nuevos modelos en el mercado.

El cuarto trimestre se caracterizó además por una continuación de las
tendencias vistas a lo largo del año, según las cuales los mercados maduros de
Europa Occidental y Norteamérica se decantaron por móviles más delgados y con
más funciones, mientras que en los emergentes se incrementó el número de
clientes que se unen por primera vez a las redes móviles.

Análisis regional

Por regiones, la zona Asia-Pacífico experimentó una ralentización en el
cuarto trimestre, en línea con la tendencia estacional característica de la
región. Así, la cifra de ventas alcanzó los 87,7 millones de unidades, un 56%
más que en el mismo periodo de 2005. Para el conjunto de 2006, se
comercializaron 301 millones de unidades, lo que representa un crecimiento del
47% en relación con el año precedente.

Por modelos, mientras que los terminales estilizados se comercializaron bien
en toda la región, los de entrada de gama y ultra-low-cost fueron especialmente
populares en India, China y Filipinas. Por su parte, Singapur mostró una fuerte
demanda de teléfonos de renovación y ventas a nuevos clientes, gracias a las
promociones llevadas a cabo por los operadores. En Corea, los signos de
recuperación se debieron a las ventas de terminales con capacidad para
transmitir TV, así como al hecho de que el Gobierno esté facilitando las
regulaciones sobre subvenciones.

También en Oriente, pero esta vez en Japón, las ventas de terminales móviles
durante el cuarto trimestre sumaron 13 millones de unidades, lo que supone un
incremento del 10,9% respecto al mismo periodo de 2005. A finales de octubre se
puso a disposición de los usuarios japoneses la portabilidad del número, y más
de 800.000 usuarios decidieron cambiar de operador en el periodo. Además, se
introdujeron 35 modelos nuevos.

Para el conjunto del año, se comercializaron 47,3 millones de unidades, lo
que representó un modesto crecimiento del 5% frente a 2005, lo que no es
sorprendente para un mercado tan maduro como Japón, y es un indicativo de lo que
sucederá próximamente en Europa Occidental y Norteamérica.

En Europa del Este, Oriente Próximo y África, la venta de teléfonos móviles
continuó creciendo en el cuarto trimestre de 2006. Los usuarios compraron 52,4
millones de terminales, lo que supone un 13% más que en el mismo trimestre del
año precedente.

En los últimos meses del año, Samsung
y LG se centraron en los mercados
emergentes, con el objetivo de hacer frente al duopolio que
Motorola y
Nokia han establecido en el segmento de
ultra-low-cost, lo que ha propiciado la existencia de una gama más amplia a
precios competitivos. En conjunto, el pasado año, se vendieron más de 185
millones de terminales móviles en la región, un incremento del 21% frente a
2005.

En línea con las tendencias estacionales, Europa Occidental experimentó un
final de año muy fuerte, con unas ventas en el cuarto trimestre que alcanzaron
51,8 millones de teléfonos. Los consumidores siguen mostrando su atracción por
la moda y las nuevas funciones.

Durante las Navidades, el mercado no se concentró en un único producto, como
ocurrió en 2005 con el Motorola Razr V3 rosa, sino que hubo una ampliación de
gama gracias a otros fabricantes como Nokia, Samsung y
Sony
Ericsson
. En todo el año, se comercializaron 175 millones de terminales, lo
que supuso un incremento del 7% respecto a 2005.

Cambiando de región, en Latinoamérica, las ventas alcanzaron cerca de 34,5
millones de unidades, un 13,5% más que el año anterior. Para el conjunto de
2006, el crecimiento fue del 16%, con 118 millones de unidades comercializadas.
Pese a ello, los mercados regionales más importantes se han ralentizado
substancialmente, debido a que las tasas de penetración han alcanzado ya cotas
no esperadas. Los operadores han dejado de centrarse en la captación de clientes
para enfocar sus esfuerzos en la retención y en tratar de incrementar el gasto
por usuario.

Al Norte del continente se obtuvo una cifra récord de 44,8 millones de
unidades vendidas en el último cuarto de 2006. La preferencia de los clientes de
esta región continúan siendo los terminales de reemplazo, más delgados y con más
funciones. Por lo que respecta al resultado anual de ventas fue de 164,2
millones de unidades.

Para el próximo año, las previsiones de Gartner pasan por una ralentización
del mercado, la entrada de nuevas tecnologías y actores en el sector, y unas
ventas globales de 1,2 millones en todo el mundo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor