Verizon no renueva el contrato a 65.000 empleados

Empresas

La operadora mantiene negociaciones con sus empleados y espera llegar a un acuerdo a fin de evitar la huelga

Verizon y dos grandes uniones se han reunido para hacer frente a la crisis por las protestas de 65.000 trabajadores que finalizaron su contrato el pasado sábado.
La empresa apunta que se está negociando con los empleados.”Progresamos bastante en la mayoría de los asuntos para dar confianza a los negociantes y que sigan conversando sin llegar a la huelga”, declaró Rand Wilson, portavoz de la compañía, a los medios norteamericanos.
La mayor parte de los 50.000 miembros de “Communications Workers of America” (Comuniaciones de los trabajadores de América) y 15.000 miembros de la International Brotherhood of Electrical Workers (Hermandad internacional de trabajadores eléctricos) han votado, aún así, a favor de una huelga.
Las áreas que están siendo replanteadas incluyen la seguridad en el trabajo, la jubilación y la asistencia sanitaria. Wilson, por el momento, afirma que se incluirán mayores derechos en esta última cuestión, según medios estadounidenses.
Esta crisis supone un duro golpe para la compañía, que está intentando expandir sus FiOS (conexiones de Internet de alta velocidad) y sus servicios de video para competir con los proveedores de servicios de cable, como Time Warner y Cablevision.
Verizon pagó el año pasado 82 millones de dólares a sus altos ejecutivos (52,61 millones de euros), un dato que puede afectar negativamente a la visión que los empleados despedidos pueden tener de las propuestas de la compañía.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor