Una versión fraudulenta de Windows Movie Maker se convierte en la tercera amenaza más detectada

Seguridad

Utilizando una buena estrategia de posicionamiento se ha colocado entre los primeros resultados de búsqueda en Google y Bing.

Una versión del editor de vídeo Windows Movie Maker que ha sido modificada y que busca estafar a los usuarios se ha convertido en todo un quebradero de cabeza.

Y es que “gracias a una óptima estrategia de posicionamiento, este fraude, que no es nuevo, ha conseguido colocarse en lo más alto de las búsquedas en Google”, advierte la compañía de seguridad ESET, “ya que aún existen muchos usuarios que buscan la versión oficial de la aplicación, que Windows descatalogó el pasado mes de enero”. En Bing también aparece entre los resultados de la primera página.

Búsquedas sobre “Windows Movie Maker” o “Movie Maker” acaban dirigiendo a este programa fraudulento, al que los servicios de telemetría de ESET catalogan como una de las amenazas “más prevalentes ahora mismo”. El 5 de noviembre se aupó como la tercera amenaza más detectada a nivel mundial. Y en países como Finlandia y Dinamarca ha sido número uno. Los expertos señalan de que ha afectado a “un número importante de usuarios”.

El objetivo de los ciberdelincuentes no es otro que recaudar dinero. Y es que lo que se instala es una versión de prueba que pide una actualización de pago tanto al abrir el programa como al intentar guardar un documento. Se reclama un pago de 29,95 dólares y llega a aparecer una oferta del 25 % de descuento para convencer a los usuarios.

Desde ESET recomiendan desinstalar el programa si se ha descargado y pasar una herramienta antimalware al dispositivo. Esta compañía, que ya ha puesto en conocimiento de Google y Microsoft la existencia del problema, recuerdan que solamente se deberían usar programas oficiales descargados desde las propias páginas de sus fabricantes.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor