“Parece que el viejo Dell está de vuelta”

AlmacenamientoDatos y AlmacenamientoEmpresas

La segunda fabricante de ordenadores del mundo ha superado las previsiones de Wall Street con un un aumento del beneficio del 3,7% en el Q1.

Dell ha publicado los resultados de su primer trimestre fiscal finalizado el 2 de mayo, donde ha registrado un aumento del 3,7 por ciento del beneficio (784 millones de dólares, 0,38 dólares), respecto al mismo periodo del año anterior. Los analistas de Wall Street esperaban unas ganancias de 0,33 dólares por acción. Tras anunciar sus cifras, las acciones de la compañía subieron un 11 por ciento en Bolsa.
Las ventas de Dell han crecido en todas las divisiones salvo en los ordenadores de sobremesa. La unidad de portátiles ha aumentado un 78 por ciento sus ventas, dato con el que se puede comprobar que la apertura a los distribuidores ha surtido efecto. Así, los ingresos derivados de los ‘laptops’ han crecido un 22 por ciento, y ya representan casi 2/3 del negocio de consumo de la compañía.
Mientras, las unidades de software y almacenamiento también han crecido un 17 y un 15 por ciento, respectivamente.
En total, las ventas del grupo ascendieron hasta los 16.100 millones de dólares, cuando los analistas habían previsto 15.700 millones de dólares.
“Parece que el viejo Dell está de vuelta”, ha señalado Roger Kay, analista de Endpoint Technologies Associates, a Bloomberg.
En este primer trimestre, los ingresos de fuera de Estados Unidos han sobrepasado a los logrados en su tierra, con el grupo compuesto por Brasil, Rusia, India y China liderando el crecimiento en ventas (+73 por ciento). Y, de seguir este camino, “en cinco años 2/3 de sus ingresos vendrán de fuera de Estados Unidos”, ha afirmado Steve Felice, presidente de Dell Asia-Pacífico y Japón, a Reuters.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor