Un virus pornográfico extorsiona a sus víctimas

SeguridadVirus

El troyano japonés Kenzero publica el historial de los internautas y luego exige un “rescate” para retirar la información.

Ya se conocen más datos sobre la última amenaza de la red: Kenzero, el nuevo virus que además de infectar los equipos de los usuarios se convierte en extorsionador de sus víctimas. 
Este troyano de origen japonés se descarga en los ordenadores haciéndose pasar por un juego de temática hentai, un cómic japonés de temática pornográfica.

El virus, que se instala en los equipos que usan el popular servicio de intercambio de archivos Winni, accede a los historiales de sus víctimas y publica la información personal de los usuarios.

El troyano publica imágenes de las páginas visitadas con el nombre del usuario, para luego exigirle el pago de una cantidad de dinero (en torno a los 12 euros) por retirar esta información de la red y “resolver así la violación de la ley de derechos de autor”.

La víctima paga con su tarjeta de crédito que es hackeada por los cibercriminales.

Kenzero es una modalidad de ransomeware (malware para extorsionar) que infecta el ordenador y codifica los documentos, imágenes y música almacenadas, antes de exigir un pago para proporcionar una clave que los descodifique”, según explica Rik Ferguson, asesor de seguridad de Trend Micro.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor