Visa está harta de los robos de tarjetas en la red

Cloud

Las principales firmas de tarjetas de pago exigen unos mínimos de seguridad al comercio electrónico y por ello han creado el Estándar de Seguridad de los Datos de la Industria de Pago con Tarjeta (PCI DSS son sus siglas en inglés), de obligado cumplimiento a partir de 2008.

Bancos, tiendas y todo tipo de establecimiento que almacenen datos bancarios deberán cumplir antes de 2008 el nuevo estándar de seguridad, dictado por American Express, Visa, MasterCard, Discover Financial Services y JCB. En caso no podrán usar estas plataformas para comercializar sus productos.

El estándar establece unas normas básicas para este tipo de bases de datos: además de las medidas habituales como usar antivirus, cortafuegos e instalar parches de seguridad, los datos deben ser cifrados y los accesos a la máquina, controlados y grabados, de forma que todos los que la usen estén claramente identificados.

Simon Perry, vicepresidente de Gestión de Seguridad de Computer Associates, explicó que la adopción de esta medida es obligada ya que “los robos de estas bases de datos han sido una práctica habitual en los últimos años y un secreto a voces que las empresas se han negado a publicitar”.

“Cuando compras con tarjeta en Internet, la tienda guarda tus datos para que la próxima vez no tenga que pedírtelos y sea más fácil para ti. El problema es que así se crean bases de datos con información de cientos de miles de tarjetas, muy apetecibles para los delincuentes”, indicó.

vINQulos
vsantivirus

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor