Visitamos las oficinas de Facebook en Madrid

Empresas

Ubicadas en pleno centro de la ciudad, reflejan la filosofía abierta de la compañía.

Facebook acaba de estrenar sus oficinas en Madrid. Ubicadas en el popular Paseo de la Castellana capitalino, el espacio es el fiel reflejo de la filosofía de la red social más popular del planeta.

A diferencia de otras oficinas que la firma tiene por todo el mundo, las de Madrid no son temáticas, aunque están llenas de pequeños guiños a la ciudad y a la cultura de la misma.

Se dividen en dos plantas, conectadas por una escalera. Abajo la sala de reuniones principal, con un jardín vertical y una cocina. Arriba las oficinas y las salas de reuniones.

Entrada - Escalera
La escalera comunica las dos plantas
Hacker Lab
La sala de reuniones principal con su jardín vertical y obras de artistas locales

El suelo es de cemento. Es un guiño a la vida de calle y de terrazas tan popular de la capital. Las mesas de una de las dos cafeterías de las oficinas están acabadas en hierro forjado y en uno de los rincones con cómodos sillones hay una pequeña mesa decorada con baldosas con mosaicos, muy populares en los suelos de los edificios más clásicos de la ciudad.

Detalle mesa - azulejo
Detalle de la mesa decorada con baldosas
Decoración - detalle mesa
Detalle de mesa con soporte de hierro forjado

Los empleados en Madrid son 15, de equipos de Marketing y consultoría principalmente, aunque las oficinas están abiertas para acoger a empleados de Facebook de todo el mundo. “La semana pasada hubo aquí un equipo de ingeniería de Estados Unidos desarrollando un producto”, nos cuentan desde la firma. Buscaban un lugar donde trabajar con tranquilidad.

Espacio oficina
Los techos están sin revestir para recordar que todo está por hacer

Esta flexibilidad es perfectamente visible. No existen los puestos de trabajo estáticos y las largas mesas, que por cierto pueden ajustarse para quien quiera trabajar de pie, están abiertas para quien quiera unirse en cada momento.

Hay diversas salas de reuniones repartidas por todo el espacio. Los nombres de cada una de ellas (la sala Malfalda, Oliver y Benji o Heidi y Pedro) los han elegido los propios empleados. También ellos han participado en la elección de los mensajes motivadores salpicados por las paredes.

Sé audaz. Equivócate a menudo. Muévete rápido y construye cosas.

Cocina - zona oficina
Los empleados pueden dibujar en las paredes blancas lo que quieran

Hay grandes paredes blancas en la que los empleados pueden pintar lo que quieran, si bien nadie se ha atrevido aún a estrenarlas. El resto de paredes están decoradas por obras de artistas locales, una iniciativa que Facebook repite en cada una de sus oficinas.

En la entrada nos recibe una pared de ladrillo. El techo de las oficinas no está revestido; las tripas de las pasarelas que ordenan los cables y las luces son perfectamente visibles. También hay un trozo de pared en la principal sala de reuniones sin pintar. No es una decisión arbitraria, significa Work in Progress y recuerda a quien trabaja allí que todo está por construir.

Detalle gatos
Decenas de gatos de la suerte decoran uno de los rincones de las oficinas

Una de las curiosidades más llamativas es el rincón de gatos de la suerte. Cada visitante tiene que traer un gato, nos cuentan desde la organización. Hacen un ruido mecánico, aunque al final pasa desapercibido.

También hay una sala de insonorizada de descanso donde los empleados pueden aprovechar para echar breves siestas.

Quién sabe. Puede que esta idea sea también un guiño a la cultura española.

Mothers Room
La sala de descanso está insonorizada y puede usarse para lactancia
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor