Vista a fondo. IX: Pensando en el futuro

Sistemas OperativosWorkspace
0 0 1 comentario

Especial Vista – Novena entrega. En esta serie de artículos diarios repasaremos todas las facetas del nuevo sistema operativo de Microsoft. Preparaos para conocer Windows Vista a fondo.

Durante este repaso al nuevo sistema operativo de Microsoft hemos podido comprobar que son muchas las novedades que aporta Windows Vista, pero la mayoría de ellas cubren conceptos con los que llevamos conviviendo meses e incluso años. No son las únicas: Microsoft ha incluido algunas mejoras pensadas para los ordenadores de próxima generación, tal y como comprobaremos a continuación.

vistadesktop1.jpg

SuperFetch, cacheo inteligente

En los actuales sistemas Windows el denominado Prefetcher era un componente que realizaba una gestión de la memoria RAM de nuestro sistema. El objetivo: cachear o realizar un prefetch de páginas de memoria que el sistema operativo creía que el usuario utilizaría en el futuro.

Esto permite que la información a la que queremos acceder ya está disponible en memoria, por lo que el acceso a ella se acelera de manera crítica. Los accesos a disco (memoria secundaria) se reducen, y precisamente la pesadez de esas operaciones de entrada/salida permite obtener mejores tiempos de respuesta del sistema.

memoria.jpg

Sin embargo, y tal y como explicaban en varios medios, el Prefetcher dispone de algunas limitaciones: si tenemos en ejecución varias aplicaciones muy exigentes en necesidades de memoria, la tarea que esté ejecutando en primer plano hará que las páginas reservadas para el resto de procesos queden expulsadas de memoria principal, y una vez cambiemos a estas tareas habrá que acceder a disco para leerlas. El sistema de prefetching habrá fracasado por su propio diseño, y porque depende de un recurso finito: la memoria del sistema.

Sin embargo, el nuevo SuperFetch mejora el comportamiento del Prefetcher, porque además de realizar el cacheo de las páginas más accedidas y de las que el usuario pueda necesitar en el futuro, SuperFetch ‘aprende’ a pensar como el usuario, autogenerando una especie de ‘perfiles de uso’ que se ajustan a la actividad del usuario. Esto permite a SuperFetch anticiparse a las acciones del usuario, permitiendo que incluso en el caso de aplicaciones intensivas, la recuperación de páginas para introducirlas en memoria principal se realice de forma previa a su acceso real.

Pero para ayudar a esa tarea, SuperFetch trabaja con una capacidad adicional: la de poder utilizar dispositivos de almacenamiento secundario más veloces como soporte para este esquema de cacheo. Esa nueva tecnología, llamada ReadyBoost, ocupa otro apartado especial de este texto algo más adelante. Ambas son analizadas en este vídeo:

Al contrario de lo que muchos podrían pensar, esa memoria no es considerada por el sistema como memoria RAM adicional, y tampoco se expande el espacio de direcciones virtuales al que los procesos pueden acceder: simplemente, actúan como buffers cuyas operaciones de lectura y escritura son varios órdenes de magnitud más rápidos que los que ofrecen los discos duros convencionales.

Esto permite evitar el “efecto comida” del que hablan en los análisis de esta característica que publican páginas como el análisis de Tom’s Hardware. Este fenómeno que muchos habréis experimentado ocurre cuando realizamos una pausa de cierta duración en nuestra sesión con Windows XP o cualquier otro sistema de Microsoft: al volver a utilizar el equipo, las aplicaciones que estábamos utilizando tardan en responder, precisamente porque los procesos de sistema que estaban en segundo plano toman el protagonismo al detectar que el usuario no está haciendo uso del sistema. Esas tareas expulsan las páginas de memoria de nuestro proceso, pero SuperFetch las recupera una vez terminan su trabajo, previendo que el usuario volverá a necesitarlas antes de que este reinicie su sesión tras esa pausa.

ReadyBoost, memorias de quita y pon

Como había comentado anteriormente, la característica SuperFetch es una excelente aliada para el uso diario del PC, pero toma aún más sentido cuando además hacemos uso de la tecnología ReadyDrive. Esta última no es más que una extensión de SuperFetch, permitiendo que ese cacheo inteligente se extienda a dispositivos de memoria Flash que conectamos al ordenador.

imationswivel.jpg

Aunque las llaves de memoria USB son el ejemplo más claro, también sucede lo mismo con tarjetas de almacenamiento en formatos como SD o Compact Flash: al insertarlas en el sistema, Windows Vista nos preguntará si queremos utilizarlas a través de ReadyBoost y SuperFetch.

vista-readyboost-1.jpg

Lamentablemente, el uso de dicha característica está restringida a ciertos tipos de memoria Flash: no todos los dispositivos serán capaz de ofrecer tal opción, y de hecho dispone de algunas limitaciones adicionales: una vez comencemos a utilizar esa llave como dispositivo ReadyBoost, no podremos usar esa memoria para otra cosa a no ser que formateemos esa memoria Flash. Además, no será posible utilizar la misma llave en otro equipo distinto.

readyboost1.png

Es lo que han demostrado en ActiveWin, donde además han realizado un estudio del rendimiento de diversas llaves USB con este tipo de soporte. Tal y como se comprueba en su análisis, la mejora de acceso a alguna de las aplicaciones es realmente impresionante, aunque es más notable en equipos en los que la memoria instalada es menor a un gigabyte. Sin duda, esta es una de las mejoras más llamativas de este nuevo sistema operativo.

readyboost_disk_properties.gif

ReadyDrive, el futuro del almacenamiento

El segmento de los portátiles también ha tenido especial atención por parte de los ingenieros de Microsoft, que han preparado dos características capaces de mejorar la productividad de este tipo de usuarios.

disco.jpg

En primer lugar destaca ReadyDrive, la tecnología que permite dar soporte a los denominados discos duros híbridos que combinan tanto el almacenamiento tradicional como memorias Flash de gran tamaño – del orden de 1 Gbyte, e incluso mayores. La inclusión de esas memorias Flash permite que estas actúen como memorias cachés para acelerar el acceso a información frecuentemente accedida en el disco, o bien para tener preparada información que es probable que sea accedida en un futuro cercano.

Este concepto está siendo impulsado por la propia Microsoft y por fabricantes como Samsung, que prometen ofrecer unidades en las que este tipo de tecnología pueda reducir el consumo de las unidades de almacenamiento y, a la larga, extender la autonomía de los portátiles. Es posible que comprendáis mejor esta característica si tenéis en cuenta que la puesta en marcha y funcionamiento de un disco duro es una tarea que requiere un consumo energético muy superior al de las unidades Flash. El vídeo que recientemente se publicó en blogs como el de Netámbulo da una buena idea de ello:

No hay que confundir este concepto con el de los discos de estado sólido, que están desarrollados al completo por memorias no volátiles, sin componente mecánico alguno.

Podéis obtener más información sobre este concepto en este interesante vídeo de Channel9.

SideShow, ¿móviles o portátiles?

Esta curiosa característica está muy orientada también al mercado portátil, y la idea es la de incluir una pantalla de pequeño formato en la carcasa del equipo que muestre información inmediata sobre ciertos procesos que pueden aprovecharse de esta característica.

Sideshow.jpg

Ejemplos claros son la reproducción de música a través del portátil o la recepción de nuevos correos electrónicos, pero a buen seguro irán apareciendo más conforme los desarrolladores encuentren nuevas aplicaciones para esta característica. Por el momento existen pocos fabricantes que hayan hecho uso de ella, pero Asus ya dispone de un equipo con este elemento.

Asus sideshow.jpg

De hecho, la idea no parece extenderse solo a portátiles, y ya hay quien la ha aplicado a otras ingeniosas ideas…

sideshow-ddprd_bag.jpg

Ver también
Vista a fondo. I: Introducción
Vista a fondo. II: Instalación
Vista a fondo. III: Una nueva interfaz
Vista a fondo. IV: El Sistema de Ficheros
Vista a fondo. V: Ocio digital a tu alcance
Vista a fondo. VI: Ofimática a tu alcance
Vista a fondo. VII: Cómo aderezar un Sistema Operativo
Vista a fondo. VIII: ¿Es Windows Vista un sistema seguro?

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor