VMware quiere revolucionar los escritorios virtualizados con View 4

CloudEmpresasProveedor de ServiciosProyectosServidoresSoftware

La compañía especializada en virtualización mejora notablemente su solución para el escritorio aprovechando las ventajas de vSphere y su extenso ecosistema de partners.

VMware ha presentado a los medios la nueva versión para la virtualización de escritorios virtuales, VMware View 4.

Tal y como ha mostrado la compañía, esta revisión promete revolucionar la forma en la que los usuarios acceden a sus aplicaciones y datos, pero además con una importante reducción de costes para los clientes que desplieguen la solución.

Actualmente se estiman unos 550 millones de escritorios en uso a nivel mundial, de los cuales 1,5 millones ya están virtualizados. VMware se ha puesto como objetivo llegar a los 100 millones de escritorios virtuales gracias a la conjunción entre View y su plataforma vSphere, presentada hace algunos meses.

Tal y como ha indicado Alejando Solana, director técnico de VMware España, en nuestro país se contabilizan unos 250.000 puestos virtualizados, siendo el objetivo a nivel local superar la barrera del millón de escritorios.

Una de las características en la que la firma ha puesto más énfasis es en aislamiento de los elementos que forma parte de la cadena de trabajo. Así, por un lado se puede encontrar el sistema operativo y por otro las aplicaciones, de forma totalmente independiente. Dicho aislamiento permite, por ejemplo, poder ejecutar una aplicación en cualquiera de los sistemas operativos que se estén utilizando. Si el responsable de sistemas decide actualizar éste último, no será necesario volver a reinstalar la aplicación.

Por tanto, afirma Solana, “la continuidad del negocio está garantizada, ya que se minimizan las interrupciones en el trabajo de los usuarios”. De esta característica también se extrae una reducción de las llamadas al Help Desk, ya que los escritorios están gestionados y gozan de un mayor control por parte de los administradores.

view4_marketecture.jpg

Otro de los detalles que hacen más atractiva a la solución View 4 es que se ha cambiado radicalmente la forma en la que se almacena la información.

Con la nueva versión, tan sólo será necesario mantener almacenada una sola instancia de cada sistema operativo, aunque lo estén utilizando varios usuarios. Las aplicaciones y datos que manejan se tratan y almacenan de forma independiente, siendo éstos últimos los que sí tienen un espacio para cada uno de los trabajadores. Solana indica que mediante este sistema es posible ahorrar hasta un 70% en costes de almacenamiento.

Además, también se ha pensado en la escalabilidad y View 4 es capaz de poder suministrar hasta un 50% más de escritorios virtuales por cada servidor utilizado.

Con la llegada de VMware View 4 se ha comenzado a utilizar un protocolo cliente/servidor diseñado exclusivamente para el trasiego de los datos en los procesos de virtualización. Se denomina PCoIP (PC sobre IP). De hecho, Solana asegura que se trata del primer protocolo capaz de entregar escritorios completos en LAN o WAN.

Básicamente, el funcionamiento de PCoIP es el de separar los contenidos ligeros de los pesados. Los textos, por ejemplo, se muestran tal y como son, pero cuando el sistema detecta imágenes, primero transfiere una especie de previsualización de menor calidad y peso, de tal forma que el usuario se podrá hacer una idea de forma rápida del contenido. Más tarde, se llevará a cabo el volcado de los ficheros a resolución completa. Hay que tener en cuenta que una de las características negativas de la virtualización de escritorios era la utilización de elevados anchos de banda para transferir toda la información que se muestra en pantalla, algo que parece solucionar PCoIP.

VMware basa el éxito de sus aplicaciones en su excelente relación con el ecosistema de partners, anunciando nuevos acuerdos con compañías como Perot Systems, CompuCom o ACS, especializadas en la integración de sistemas.

VMware View 4 estará disponible a partir del 19 noviembre con unos precios de 121,95 euros para la versión Enterprise y 202,95 euros para la modalidad Premier.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor