Vodafone compra el operador indio Hutchison Essar

OperadoresRedes

La compañía pagará cerca de 19.000 millones de dólares, importe que le ha
servido para superar a sus rivales en la compra.

Según informa hoy el rotativo
Financial Times,
Vodafone se ha hecho
con el operador indio Hutchison
Essar
por 18.800 millones de dólares, oferta que ha superado a las de otras
compañías interesadas en la compra, como
Reliance
Communications
-segundo mayor operador inido?,
Essar o el grupo
Hinduja.

De esta forma, la operación se convierte el tercer mayor negocio de Vodafone,
así como en la mayor inversión extranjera por parte de una única compañía en la
historia de India.

Aunque esta adquisición debería proporcionar un impulso para el crecimiento
de Vodafone, ralentizado en la actualidad, su presidente ejecutivo, Arun Sarin,
aún tendrá que hacer frente a las preguntas de los inversores sobre si el grupo
ha pagado demasiado.

Adelantándose a ellos, Sarin expresó la pasada noche su satisfacción por el
acuerdo, y afirmó que la transacción cumple con los criterios de inversión y
financieros del grupo.

Sin embargo, éste no es el único movimiento de la compañía en el mercado
indio. La compañía ya posee el 10% de
Bharti Airtel, el primer operador
móvil del país.

Ahora, Vodafone ha firmado un acuerdo para compartir redes con él, además de
ofrecerle una opción de recompra sobre el 5,6% que posee en la compañía por un
valor de 1.600 millones de dólares, el doble del precio de adquisición.

Si Bharti no ejerce esta opción, Vodafone estaría libre para vender su
participación a un tercero, y mantendría un 4,4% de participación indirecta.

Del importe total que Vodafone pagará por hacerse con
la compañía, 11.100 millones en efectivo corresponden al 67% que ostenta
Hutchison
Whampoa
, a través de su subsidiaria
Hutchison Telecommunications
International
. Asimismo, el grupo británico
asumirá una deuda neta de 2.000 millones de dólares.

El objetivo es lograr una tasa de rendimiento interno
del 14%. Excluyendo la amortización, se espera un beneficio creciente a partir
del segundo año, mientras que si se incluye la amortización, se prevé un 7%
diluido durante el primer año, y neutro a partir del quinto año.

Por su parte fuentes de Essar, que posee el 33% de la
compañía, afirmaron que Vodafone les ha invitado a ser su socio en Hutchison
Essar, decisión que estaría motivada por las leyes indias sobre inversiones, que
prohíben que grupos extranjeros posean más del 74% de compañías locales.

Otras fuentes cercanas a la operación afirmaron sin
embargo que Essar podría vender su participación del 33% antes que ser socio de
Vodafone, por la que esta última pagaría 5.700 millones.

Se prevé que la adquisición se complete definitivamente
durante el segundo trimestre, lo que ayudaría a que los ingresos operativos de
Vodafone para Europa del Este, Oriente Medio, África, Asia-Pacífico y afiliadas
pasaran del 20% de este año a más de un 33% en 2012, cifra que ha sido calculada
basándose en las proyecciones de la tasa de crecimiento de mercado en la India.

Hay que tener en cuenta que ese país es el mercado
móvil de crecimiento más rápido en todo el mundo, con un incremento neto de 6,5
millones durante el último trimestre.

Además, se espera que la penetración del mercado
alcance el 40% en 2012, del que Vodafone prevé conseguir una cuota de entre el
20 y el 25%. Con 22,3 millones de usuarios en la actualidad, Hutch Essar ostenta
una cuota del 16,4%.

Tras este anuncio, Vodafone ha confirmado su objetivo
de obtener unos dividendos a largo plazo del 60% de los beneficios ajustados por
acción. En la bolsa de Londres, hoy por la mañana, el precio de las acciones del
grupo creció un 1,5%, hasta los 151,5 peniques.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor