Vodafone denuncia en Santander el acuerdo Telefónica-Yoigo en torno a 4G

4GMovilidadOperadoresRedes

Vodafone contribuye con casi 5.200 millones de dólares a la economía española, ha dicho Francisco Román, presidente de Vodafone, en Santander.

“En estos momentos de vértigo es importante no equivocarnos mucho en la creación del  nuevo entorno”, decía Franciso Román, presidente de Vodafone, durante su intervención en XXVII Encuentro de las Telecomunicaciones que esta semana se celebra en Santander.

Con un discurso titulado ‘Banda ancha como tecnología transformadora’, Román ha asegurado que la banda ancha es el “habilitador imprescindible” que marca diferencia. A este respecto ha recordado los datos de dos estudios. Uno de ellos dice que “un incremento del 10% en la banda ancha incrementa el PIB entre un 0,9 y 1,5pp”, el otro que “por cada dólar invertido en 4G en Estados Unidos el PIB aumenta en tres dólares y se podrían crear hasta 770.000 empleos en cuatro años”.

A esto se suma que los operadores forman parte de un sector “con un fuerte impacto local”, ha dicho el presidente de Vodafone, que ha compartido con los asistentes cifras que normalmente no se ofrecen en la presentación de resultados: los 5.200 millones de euros que Vodafone aporta a la economía local.

Hablando de su compañía, el directivo ha afirmado que para Vodafone es una “obsesión” tener una buena red móvil, lo que les ha llevado, por ejemplo, a ser los primeros en lanzar 4G en España.

Como ha hiciera ayer Álvarez-Pallete, CEO de Telefónica, Román se ha referido al mercado único como una oportunidad para impulsar el crecimiento del sector, fortalecer la capacidad competitiva y recuperar la confianza de los inversores.

Muy crítico se ha mostrado el presidente de Vodafone con respecto a la situación española, un país “que pone a sus operadores en el ranking de cargas públicas más altas de Europa”, una regulación del móvil  muy exigente hacia los operadores de red en entornos de destrucción de valor y una regulación de fijo favorable y benévola con el incumbente. “Nosotros sostenemos que la regulación del móvil es absurdamente exigente con los operadores de red”, afirmaba Román.

“Hay cinco redes de próxima generación montándose en España, y eso no tiene sentido” en un país con baja densidad de población, reflexionaba el directivo, añadiendo que tiene que haber otros mecanismos, “como utilizar la red del incumbente”.

Quizá lo más destacado de la intervención de Francisco Román haya sido la denuncia del reciente acuerdo entre Telefónica y Yoigo en torno a los servicios de 4G, anunciados a primeros de agosto. El mayor grado de cooperación entre competidores visto en España puede implicar, ha dicho Román, “abuso de posición dominante, discriminación a terceros y coordinación de comportamientos competitivos”, algo que la operadora ha denunciado ante la CMT.

Francisco Román ha concluido su intervención pidiendo que la regulación sea factor de progreso en un contexto convergente que “asegure un modelo sostenible y no artificial” en telefonía móvil y “favorezca la competencia efectiva y realista en banda ancha ultrarrápida” en telefonía fija.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor