Vodafone – T Mobile: La compra puede ser una pesadilla

Empresas

Las caídas en ingresos de los últimos trimestres afectan a una y otra firma, lo que puede crear serios problemas a la firma resultante.

Vodafone podría convertirse en la operadora líder del mercado británico, por encima de la cuota de mercado de su principal competidora O2, gracias a la compra de la filial móvil británica de Deutsche Telekom, T-Mobile.
Aún así, la compra no tiene porque ser la mejor estrategia para mejorar cuota de mercado y para posicionarse a distancia e invencible. Como reconoce el analista senior de la consultora británica Ovum, Emeka Obiodu, las dos compañías han cerrado los últimos trimestres en retroceso, lo que les llevaría a sumar dos agujeros, más que dos puntos en alza.
Y, aunque las dos firmas pierden en ingresos, Vodafone está reaccionando bien y captando clientes, algo que T-Mobile no es capaz de hacer y que, según Obiodu, podría causar problemas.
Éste sería el punto oscuro de una compra que podría convertirse en una “pesadilla”, ya que la fusión, aunque podría levantar suspicacias en los reguladores de mercado, no podría ser atacada.
“Aunque la eliminación de T-Mobile afectará en teoría a la competencia, en realidad, Ovum no ve ningún riesgo importante o beneficios para los consumidores“, reconoce el analista, que recuerda que el país se quedaría así con tres operadoras viables, una situación similar a la media europea.
Más información en la crónica sobre la posible oferta de Vodafone

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor