Vodafone podría afrontar una sanción millonaria en India

EmpresasOperadoresRedes

La operadora británica podría tener que pagar más de 4.000 millones de dólares si pierde un juicio con el gobierno indio.

La compra de Hutchison Essar, la cuarta operadora de India, podría salirle cara a Vodafone si pierde el juicio con el Gobierno de la India, que reclama a la operadora británica un impuesto sobre la operación, que ascendió a 11.000 millones de dólares. En total, la cantidad que Vodafone podría verse obligada a desembolsar es de 4.000 millones de dólares.

“Si el departamento de ingresos tiene éxito en su argumentación e que la transacción es propensa a ser gravada en India, en esa situación también tiene derecho a imponer una multa“, asegura el miembro de la división de impuestos de la conultora BMR & Associates Mukesh Butani al diario Financial Times.

La operación de compra se realizó a través de sociedades intermediarias de Vodafone y Hutchison en las Islas Caiman. El gobierno indio reclama que, dado que los activos de Hutchison se encuentran en India, el acuerdo debió llevarse a cabo bajo las normas tributarias de este país.

El caso, que se resolverá en el plazo de unas semanas, está siendo seguido de cerca por otras compañías que han realizado operaciones similares (como la compra de la compañía de outsourcing Genpact India por General Electric) y podrían enfrentarse a un proceso de estas características.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor