El caso Vonage podría perjudicar las inversiones en VoIP

EmpresasRedesVoIP

La sentencia a la que ha sido condenada la compañía por infringir las
patentes de Verizon podría ahuyentar las inversiones que recibe este sector en
Estados Unidos.

Después de que un juez federal de Estados Unidos
ordenara
a Vonage que dejara de hacerse con nuevos clientes
, la compañía de servicios
VoIP ha logrado escapar de la
crisis sin graves consecuencias, ya que podría haberse enfrentado al cierre de
sus actividades.

Sin embargo, incluso si la compañía logra sobrevivir a sus problemas
legales, los conflictos generados en torno a la infracción de patentes que
utiliza para el funcionamiento de su servicio de telefonía por Internet podría
dar lugar al fin de las inversiones de capital riesgo en el sector de los
servicios de VoIP estadounidense, de acuerdo con los analistas consultados por
el portal
Red
Herring
.

Hasta la fecha, este gama de servicios ha recibido una inversión de 2.000
millones de dólares. La preocupación de los analistas es pues que los inversores
dejen de destinar efectivo a esta tecnología, como consecuencia del caso
Vonage. ?Es muy probable que
los inversores no quieran inyectar dinero en este tipo de servicios, lo cual
sería una tragedia?, ha apuntado Zeus Kerravala, un analista del
Yankee Group.

El gran problema de la industria de los servicios de VoIP comenzó cuando un
juez de Virginia, Estados Unidos, condenó a Vonage a pagar 58 millones de
dólares por infringir tres patentes de
Verizon, quien por su parte
había reclamado 197 millones de dólares.

Esta sentencia ha supuesto un duro golpe para la industria de los servicios
de voz a través de Internet, ya que las patentes en cuestión, que afectan al
punto de intersección donde confluyen Internet y las redes públicas de
telefonía, son muy amplias, y probablemente podrían aplicarse también a la
mayoría de compañías de VoIP estadounidenses.

Lo que más llama la atención de esta situación es que Vonage, que consiguió
más de 400 millones de dólares en fondos de capital riesgo, perdió el juicio
seis años después de que abriera su negocio. También sorprende el hecho de que
la compañía sea incapaz de encontrar una tecnología que no infrinja las patentes
de Verizon, cuando ya se cumple un año de que ésta última presentara su demanda.

Además de los 58 millones antes referidos, la corte obligó a Verizon a pagar
un 5,5% de derechos a Verizon sobre sus ventas futuras.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor