Vueling y Telefónica muestran el primer avión con WiFi de alta velocidad

MovilidadRedes inalámbricas

El servicio ofrecerá velocidades de hasta 20Mbps y será de pago, aunque no se han especificado las tarifas.

Telefónica ha integrado por primera vez tecnología de banda ancha por satélite para ofrecer WiFi de alta velocidad a los pasajeros de Vueling.

La aerolínea low cost ha abierto las puertas del Hangar 7 de Iberia para mostrar el Airbus A320, que con capacidad de 180 pasajeros, ofrecerá WiFi de pago con velocidades de 20Mbps a sus pasajeros.

Desde la operadora prometen que la experiencia será “similar a la del ADSL dentro del avión”. Según ha indicado una de las ingenieras de Vueling que ha participado en el proyecto, el sistema soportará que hasta 100 personas vean a la vez contenido en streaming.

Desde la aerolínea no han especificado cuál será el precio del servicio, si bien han confirmado que la tarifa “no será elevada”. En respuesta a si será más cara que la oferta de Iberia, María Cardenal, responsable de desarrollo de Producto de Vueling ha dicho que se adaptará a la filosofía de bajo coste de la aerolínea y que estará “al alcance de cualquiera”.

El sistema ha sido aprobado por la EASA, la máxima autoridad europea en asuntos relativos a la seguridad de aviación y está a la espera de la aprobación de las autoridades españolas.

Un proceso de instalación minucioso

A primera vista, el sistema es perfectamente visible en la parte superior del fuselaje. Es aquí donde está instalada la antena externa que se comunicará directamente con el satélite. No ha sido una tarea sencilla, nos explican, pues hay que tener en cuenta que el avión vuela a 900km/h y que cualquier pequeña variación en su instalación puede afectar al funcionamiento y aerodinámica de la nave.

Por ello, la cúpula de protección de la antena exterior –que independientemente de los movimientos del avión mira siempre al satélite– está diseñada con un revestimiento denominado carenado, que se usa especialmente en estas naves.

WAPYa dentro del avión hay tres puntos de acceso inalámbrico encargados de dotar de conectividad inalámbrica a la cabina. Bajo la cabina del piloto está el corazón del sistema: el módem satélite que recibe y envía la señal desde y a la antena.

Un equipo de varias personas ha trabajado durante 15 días para instalar todos los elementos, un proceso que requiere una “enorme precisión y el uso de herramientas especiales cuidadosamente calibradas”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor