Vuelta a las investigaciones sobre los riesgos para la salud de las redes WiFi

Empresas

La organización estadounidense Food and Drug Administration iniciará un estudio de los potenciales riesgos que las transmisiones inalámbricas pueden plantear a nuestra salud.

Este tipo de estudios ya se han llevado a cabo con anterioridad, pero las conclusiones han sido muy diferentes en cada uno de ellos. Mientras que algunos sostienen que estas redes sí son perjudiciales para la salud, otros informes llegan a la conclusión de que no hay riesgo detectado al utilizar redes WiFi.

El infome preliminar de la agencia a la que la FDA le ha encargado esta investigación no plantea resultados determinantes, pero aún así la FDA quiere que se ahonde en algunos de los puntos de dicho informe. En el caso del estudio de poblaciones, se deben especificar las diferencias entre riesgos a corto y largo plazo, daños locales y daños en todo el cuerpo, o los riesgos para subconjuntos de la población, como los niños.

Más importante aún es la relación que tienen estos riesgos potenciales con el avance de las tecnologías: en el estudio se quiere también diferenciar entre las distintas generaciones de las comunicaciones WiFi, e incluso los efectos de utilizar distintos tipos de antena para direccionar o aumentar la intensidad de la señal.

vINQulos

Ars Technica

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor