Ya está aquí el modelo WaaS, el lugar de trabajo como servicio

CloudEmpresas

WaaS es el resultado de tres componentes: auditoría, virtualización y centralización.

Si preguntamos a diferentes expertos por el principal cambio que ha sacudido a la industria TI, la respuesta variará. No obstante, seguro que gran parte se declina por el Cloud computing, que ciertamente ha transformado la forma de hacer negocio a los grandes y ha democratizado el acceso a herramientas a los pequeños.

La nube es una de las grandes culpables de la llegada del modelo as a service, muy beneficioso para las compañías en términos de ahorro de costes y agilidad. Las bondades del modelo pago por uso se han extendido desde el software (SaaS) hasta la infraestructura (IaaS) y plataforma (PaaS).

Y ya hay quien habla del Device as a Service (DaaS) o quien como Unisys, va más allá y lanza al mercado el WaaS (Workplace as a Service).

El modelo, nos explican desde la compañía, es la respuesta de la necesidad de las grandes empresas de optimizar costes sin renunciar a las nuevas tendencias de negocio que hablan de entornos dinámicos, que con tendencias como el BYOD están centrados en el usuario.

WaaS es el resultado de tres componentes: auditoría, virtualización y centralización.

Así, para la integrar el modelo en una compañía, primero hay que estudiar sus necesidades tecnológicas y determinar los usos que se hacen de aplicaciones, herramientas de ofimática, almacenamiento o service desk.

Una vez analizadas, “las empresas ven en qué se va su dinero” y se implanta el modelo de pago por uso, lo que en un plazo de 2 ó 3 años redunda en ahorro de costes.

Portavoces de la compañía explican el caso de un “gran banco español” que tras la auditoría advirtió que cientos de aplicaciones licencias se usaban apenas una vez al mes. Tras implantar el modelo de pago por uso para estas, la entidad logró reducir costes “sin darse cuenta”.

Tras este análisis, la solución añade servicios de implementación, de gestión de escritorio y de virtualización, componentes indispensables para la trasformación de un negocio, indican.

Administraciones Públicas

Unisys también trabaja con Administraciones Públicas, unos clientes con unas necesidades diferentes. “La gestión del cambio en administraciones públicas es mucho más compleja”, indica Marcos Cotrina, responsable de puesto de trabajo en la multinacional norteamericana. “No les gusta el outsourcing y lo quieren todo en casa” en lugar de en modo servicio.

A pesar de que el modelo choca en un principio con el de Unisys, la relación con el sector público es buena. Como ocurre con otros clientes, definen “el catálogo de servicios que necesitan y cuáles son los consumos”. El resto se hace desde dentro. “Les montamos nuestro modelo dentro de su propia casa”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor