Warner y YouTube no se ponen de acuerdo

Empresas

Mientras que la mayoría de productoras musicales ya han renovado su licencia de emisión de vídeos, Warner se muestra recelosa para cerrar la renovación de su compromiso.

La batalla por los derechos de autor en Internet continúa. Warner aún no ha cerrado un acuerdo con YouTube para la cesión de la licencia de emisión de los vídeos de sus artistas, a pesar de que todos sus competidores ya han renovado sus contratos con el sitio.

EMI Music renovó su acuerdo con YouTube en febrero, después de Sony Music Entertainment y por delante de Vivendi, según Reuters. Por su parte, Universal, además de renovar su acuerdo, ha anunciado un amplio plan de asociación para crear una única página web de vídeos musicales llamada Vevo, que se espera vea la luz a finales de este año.

Irónicamente, Warner fue la primera empresa que llegó a un acuerdo con YouTube. Ahora es la que más trabas pone para renovar su acuerdo.
El pasado diciembre los vídeos de artistas como Madonna y Green Day, cuyos derechos pertenecen a la major, fueron retirados del sitio al no producirse un acuerdo sobre las condiciones financieras para la concesión de licencias de derechos. Al mismo tiempo, crecen los rumores que avisan de que el acuerdo entre ambas partes es aún muy lejano.

Warner se muestra partidaria de mejorar las condiciones de su anterior compromiso con YouTube, en un momento en que la caída en la venta de CD y la crisis económica han hecho mella en sus cuentas.
Por su parte, el sitio web se ha enfrentado durante el último año a las demandas de la industria de la música pidiendo un aumento de las tasas de concesión de licencias.
De hecho, esta primavera se vio obligado a bloquear todos los vídeos de música británica después de haber sido incapaz de obtener los derechos de los principales compositores del Reino Unido.

Esta situación se produce en un momento en que los analistas calculan que YouTube pierde millones de dólares al año por docenas de millones de streaming de vídeos de forma gratuita.
No obstante, el sitio, propiedad de Google, se ha defendido argumentando que sus ingresos proceden exclusivamente de la publicidad. En este sentido, afirman que la explotación de este camino es la vía para una rentabilidad mayor en el futuro.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor