Waze recibe una demanda por robar información de mapas de un rival

AppsJusticiaMarketingMovilidadRegulaciónSocial Media

PhantomAlert ha acusado a la empresa propiedad de Google de sustraer datos de sus mapas de forma ilegal y asegura tener pruebas que lo demuestran.

Google tiene abierto un nuevo frente legal, en este caso a tráves de Waze, la empresa de navegación GPS que compró en el año 2013.

En esta ocasión se trata de una demanda interpuesta por la empresa de Washington conocida como PhantomAlert, que ha acusado al servicio de Google de robar información propietaria de sus mapas.

Las acusaciones se remontan a la época en la que Waze era independiente, y según se explica en la demanda de PhantomAlert, en los mapas de la startup israelí publicaron información ficticia de algunas localizaciones y calles.

En concreto, se trataba de información falsa que había sido insertada por los desarrolladores de PhantomAlert a modo de “marcas de agua”, para detectar cuando alguien copiara sus mapas.

Además, en la compañía de Washington han comentado que hace cinco años los ejecutivos de Waze negciaron con ellos para que compartieran la información de su base de datos, algo a lo que se negaron.

Más tarde, según se expone en la demanda, Waze decidió emplear esa base de datos pese a no tener autorización para ello, una operación que les ayudó a incrementar sus opciones de ser comprada por Google.

Desde PhantomAlert reclaman que se produzca el cierre de Waze y a Google que haga frente al pago de una indemnización por los daños causados, informan en The Verge.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor