Wi-Fi con energía solar en Minnesota

Empresas

Los habitantes de St. Louis Park obligan al ayuntamiento a cambiar el color
de los routers ya instalados.

Muchas alcaldías norteamericanas tienen en su punto de mira la creación de
redes inalámbricas que proporcionen conexión Wi-Fi a todos sus habitantes. Si la
experiencia de Google
Wi-Fi
en Mountain View acaba de cumplir su primer año, la ciudad de St.
Louis Park, en Minnesota, está a punto de lanzar un servicio Wi-Fi para toda su
población abastecido con energía solar.

Los postes de la ciudad aparecen equipados con un pequeño panel solar y un
router con una antena. En realidad, el servicio ya está listo, pero no será
lanzado hasta que no cubran de marrón todos los dispositivos blancos, bajo
petición de la población de la ciudad. Tuvo además algunos retrasos por la
necesidad de instalar más antenas de las previstas.

En cualquier caso, el proyecto,
ParkWiFi,
tiene que afrontar todavía distintas fases de implantación, pues no cubrirá toda
la ciudad desde un primer momento. El proyecto está siendo desarrollado por
Unplugged Cities
y ARINC.

El miedo a los rápidos cambios del mercado tecnológico, el alto coste de la
instalación y la suposición de que pocos residentes le sacarían provecho han
provocado que la ciudad de Chicago renunciara a su plan para proporcionar acceso
inalámbrico gratuito a todos sus habitantes. La alcaldía ha decidido dejarlo en
manos privadas, aunque precisamente Chicago es una de las primeras ciudades que
se beneficiarán de la tecnología WiMax de
Sprint Nextel.

Con tropiezos en algunas ciudades y con innovaciones tecnológicas en otras,
lo cierto es que Estados Unidos cuenta ya con 175 ciudades o regiones que
disponen de algún tipo de conexión inalámbrica para toda una población o en
algunas de sus zonas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor