WikiLeaks destapa “la industria de vigilancia de masas internacional”

Empresas
0 0 1 comentario

En plena tormenta por el escándalo de Carrier IQ aparece Julian Assange, el fundador de WikiLeaks, que se ha propuesto desenmascarar a los gobiernos que espían a los ciudadanos a través de sus móviles, emails o de su actividad online y a las compañías que venden esta tecnología de espionaje.

WikiLeaks denuncia que los gobiernos de una gran cantidad de países, principalmente con regímenes represivos y dictatoriales, rastrean los movimientos de sus habitantes valiéndose de tecnologías diseñadas para vigilar sus comunicaciones.

Para poner sobre la mesa este asunto, Assange ha anunciado la publicación de 287 documentos con información sobre las actividades de más de 160 empresas que, como Carrier IQ, estarían desarrollando técnicas para vigilar a los usuarios.

Estas herramientas sirven para registrar las llamadas o mensajes que envían desde sus teléfonos, husmear en su cuenta de correo o analizar su historial de búsquedas en la red. Assange denuncia que la información obtenida por estas vías es comprada por algunos gobiernos para mantener a raya a los ciudadanos.

“Hemos publicado más de 287 archivos que documentan la realidad de la industria de vigilancia de masas internacional, una industria que ahora vende equipos tanto a dictadores como a democracias para vigilar a la población”, afirma Assange.

Los documentos fueron obtenidos durante el saqueo de varias oficinas tras las revueltas ocurridas en varios países árabes “Estos sistemas han sido vendidos por compañías occidentales a países como Siria, Libia, Túnez y Egipto”, explica Jacob Appelbaum, ex portavoz de WikiLeaks, “están diseñados para perseguir a la gente y para asesinar”.

 

vINQulos

AFP

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor