Windows 7 Beta 1, análisis

Sistemas OperativosWorkspace
0 0 47 comentarios

En ZDNet publican un análisis previo de la beta 1 del próximo sistema operativo cliente Windows, sobre la beta 1 que será anunciada oficialmente en el CES y cuya compilación dicen que está disponible en las redes de intercambio de archivos.

Lo primero relevante a juicio del redactor que analiza la versión beta es su parecido con la Milestone 3 (la anterior versión oficial). Ello quiere decir que pocas novedades (muy pocas), que no se conozcan ya, se van incluir en la versión final del sistema, con Microsoft centrando únicamente en mejorar el mismo, lo que no es poco. Según Adrian Kingsley “es la mejor beta que he probado de un Windows”.

La instalación es más rápida y sencilla que la de Vista e incluso la de XP. En un equipo medio se completa en 25 minutos y en un equipo de alto nivel hardware se tarda 20 minutos en completarse, evitando por ejemplo el test de rendimiento que Vista realiza completando la instalación.

En lo primero que salta a la vista tras la instalación, el escritorio, se puede observar la nueva barra de tareas (que no gusta a todo el mundo y en la que es difícil distinguir las aplicaciones que están en ejecución y los accesos directos); la desaparición por defecto de los gadgets; funcionalidades como Aeroshake y Aerosnaps mejoran la organización y movimiento de ventanas; o la amplia cantidad de contenido (temas) para personalizar fondo de escritorio, colores o sonidos.

Como ya se anunció, 7 viene de serie adelgazado de aplicaciones como Mail, Messenger o Maker, ahora disponible a través de Windows Live Essential. Paint y WordPad incorporan la interfaz de usuario de Office 2007. Como navegador web por defecto incluye la versión previa de Iexplorer 8 y el clásico reproductor multimedia es un remozado Windows Media Player. El molesto control de cuentas de usuarios UAC está desactivado por defecto y se ha mejorado la gestión de redes.

En cuanto a la compatibilidad hardware-software, parece que serán solucionados los graves problemas en el lanzamiento de Vista especialmente en el sector empresarial. La promesa de Microsoft “de que todo lo que funcione con Vista, lo hará con 7” parece que será cumplido sobradamente. No debería ser muy difícil, teniendo en cuenta los tres años transcurridos tras el lanzamiento de Vista.

Además, la versión final de 7 vendrá con controladores optimizados para el sistema según han indicado los grandes fabricantes, que esperan incluirlos en la Release Candidate. El nuevo “solucionador de problemas” dicen que no es perfecto pero “es lo mejor que podrá verse en ningún Windows”, lo que abundará en la compatibilidad con Vista dicen en el análisis.

Resumiendo. Las pruebas sobre las versiones previas siguen indicando que 7 será un hermano ligero de Vista, más compatible y más rápido que su predecesor, con las únicas (al menos externamente) novedades del avance del desarrollo en pantallas táctiles, soporte para tecnologías como USB 3.0 o nuevas APIs como DX11. Habrá que esperar a la versión final para comprobar la relevancia de los cambios efectuados en la interfaz de usuario.

En todo caso, el objetivo parece ser el de olvidar a Vista cuanto antes. Cualquier revolución en sistemas operativos ha sido aparcada para tiempos mejores

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor