Windows 7 para netbooks: ofensiva total

Empresas

Un portavoz de Microsoft ha anunciado que los fabricantes de equipos originales podrán pre-instalar cualquier versión del nuevo sistema operativo en los netbooks, sin las limitaciones que estaban previstas originalmente. El cambio de estrategia pretende frenar la implantación de Linux en el segmento, potenciado con la entrada de ARM y responde a las presiones de Intel y sus socios.

Al final parece que no será necesario un Windows 7 específico para netbooks ni aumentar la vida útil de Windows XP. Microsoft abre el abanico a los fabricantes de equipos OEM,s y ODM,s para instalar cualquier versión de Windows 7 en los netbooks, portátiles de bajo coste y tamaño, aunque no está claro el rendimiento de un equipo de 8 pulgadas, 1 Gbyte de RAM, procesador Atom y chipset Intel con una versión Ultimate de 7 con funciones como Aero activados. Tampoco el coste de la licencia que encarecerá el precio final.

Sea como fuere, Microsoft atiende así las peticiones de sus socios y de Intel, presionado a su vez por la amenaza que supone Linux en los netbooks, el único segmento de PCs donde cuenta con una cuota de mercado notable (sobre un 30% según estadísticas). Una cuota que podría verse incrementada con la entrada de ARM y sus diseños de procesadores RISC con sistemas basados en Linux.

Además, el portavoz británico de Microsoft, confirmó la retirada de restricciones de la limitación de la ejecución máxima de tres aplicaciones en la edición Starter aunque mantendrá otras limitaciones al igual que la Home Basic. Ambas versiones no llegarán a Europa, manteniéndose exclusivamente para “zonas en desarrollo”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor