Windows Azure se abre al almacenamiento y back-end de aplicaciones móviles

CloudFabricantes de SoftwareMovilidadProyectosSO Móviles

Microsoft quiere que los desarrolladores se concentren únicamente en las tareas de front-end y ya ha establecido un periodo de prueba gratuito de 90 días, con espacio para hasta 10 apps por usuario.

Con el objetivo de facilitar a los desarrolladores el almacenamiento de datos y el back-end de sus aplicaciones o clientes móviles, sin necesidad de echar mano del código de servidor o preocuparse por los detalles técnicos, Microsoft ha incorporado la herramienta  Mobile Services dentro de su plataforma de cloud computing Windows Azure. Y lo ha hecho tanto para apps móviles de Windows Phone como para software dirigido al nuevo sistema operativo de sobremesa Windows 8.

La idea es soportar en el futuro el software de otras plataformas móviles, como iOS y Android, aunque la fecha en la que se dará tal paso no ha sido revelada.

“La razón por la que cual hemos introducido Windows Azure Mobile Services es que muchos desarrolladores no tienen el tiempo, las habilidades o la voluntad necesarias para construir un back-end móvil personalizado por sí mismos”, explica el vicepresidente de desarrollo de Microsoft, Scott Guthrie, tal y como recoge The Register. Pero, “por el contrario, les gustaría ser capaces de aprovechar una solución existente para comenzar su trabajo y ya luego personalizar o ampliarlo si es necesario, a medida que su negocio crece”.

En otras palabras, el gigante de Redmond quiere que los desarrolladores avancen rápidamente en la construcción de aplicaciones, ofreciéndoles en bandeja el back-end para que ellos puedan concentrarse únicamente en el front-end. Al mismo tiempo, les brinda herramientas para elaborar tareas comunes que suelen consumir mucho tiempo.

Esto significa que en la práctica los Mobile Services cuentan con una interfaz de usuario similar a la del Windows Azure Management Portal para acometer el almacenamiento de nuevos datos y poner en marcha su recuperación desde la propia infraestructura en la nube de Microsoft y con sólo un par de clics de ratón. Las aplicaciones se asocian automáticamente con bases de datos SQL dentro de Windows Azure y admiten el envío de notificaciones push a los usuarios, que pueden ser desencadenadas por pequeños scripts de servidor en respuesta a eventos específicos.

Esta nueva propiedad está preparada para procesar la autenticación de usuarios a través de Windows Live, de modo que los desarrolladores pueden restringir las peticiones de “insertar”, “actualizar”, “eliminar” y “leer” a quienes estén correctamente identificados sin ningún tipo de codificación extra. También aporta métricas para monitorear el uso recibido.

Según ha explicado la compañía, se ha abierto una fase de prueba de 90 días durantes los cuales los desarrolladores pueden añadir hasta 10 aplicaciones de forma totalmente gratuita. Eso sí, dado que la maquinaria de Mobile Services para el periodo inicial está alojada en uno de los centros de datos que Microsoft posee en Estados Unidos, es probable que los usuarios extranjeros experimenten problemas de latencia adicional.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor