Migrar o no a Vista, ésa es la cuestión

EmpresasSoftware

Pese a que Windows Vista ya lleva más de seis meses en el mercado, las migraciones al nuevo sistema aún no son masivas. Además, con el lanzamiento de Windows 7 ya en el calendario, muchos usuarios podrían retrasarlo aún más, con negativas consecuencias.

Tras un extenso proceso de desarrollo que se ha prolongado durante casi cinco años, Microsoft presentaba en noviembre del pasado año las bondades de su nuevo sistema operativo Windows Vista para los PCs corporativos, lanzando la versión para PCs domésticos en enero de este año.
Ahora que se cumplen seis meses desde su esperada llegada, hemos querido hacer un repaso de la situación actual del sistema y de las actualizaciones que conllevará próximamente.
Lo más relevante quizá es que ya conocemos el nombre de la siguiente gran versión de Windows que sustituirá a Vista. Se trata de Windows 7, conocido internamente con el nombre en clave de Viena y que llegará al mercado en un periodo de tres años.
La principal intención de este anuncio responde al deseo de establecer una fecha de lanzamiento más precisa, ya que Vista llegó a retrasarse hasta un año para poder enmendar algunos problemas y sacar al mercado un producto mucho más ?trustworthy’, es decir, fiable en cuanto a seguridad se refiere.
Aunque aún no se conocen apenas detalles del nuevo Windows 7, sabemos que será comercializado en dos versiones -para los negocios y para el hogar- y en configuraciones tanto de 32 como de 64 bits, al igual que ha sucedido con Vista.
Hasta ese momento, Microsoft irá publicando diversas actualizaciones, la primera de las cuales será el Service Pack 1 (SP1), que casi con toda seguridad saldrá antes de que acabe el año.
En cualquier caso, el lanzamiento de Vista -que en España tuvo lugar en el último SIMO– supuso uno de los mayores acontecimientos en la historia de la compañía de Bill Gates, ya que el anterior sistema -Windows XP- había sido dado a conocer cinco años antes, en 2001.
Un sistema de gran calado
Hasta tal punto esto fue así que, durante su presentación, la consejera delegada de Microsoft en nuestro país, Rosa García, dio algunas cifras de la ?magnitud’ del sistema. Tras calificar el lanzamiento como ?la mayor apuesta de la empresa en su historia?, en la que se han invertido 15.700 millones de euros y han trabajado 25.000 desarrolladores, indicó que ?en 2007 habrá en nuestro país un total de 114.000 personas que trabajarán en los entornos relacionados con Windows Vista, lo que supone el 22 por ciento del total de los profesionales TIC?.
La consultora IDC también ha desvelado algunos parámetros de Vista en términos económicos. Así, estima que el sistema ?mantendrá más de 1.000.000 de trabajos (50.000 totalmente nuevos), generará ingresos superiores a los 32.000 millones de euros para más de 150.000 compañías TI y estimulará la innovación?; todo ello solamente en el marco de seis países europeos -Dinamarca, Francia, Alemania, Polonia, España y el Reino Unido- que precisamente son los más activos en las TI al sumar el 65 por ciento del la inversión tecnológica en la euro-zona.
Además, según la consultora, Windows Vista se instalará en más de 30 millones de ordenadores de estos seis países durante su primer año de disponibilidad, cifra que alcanzará los 105 millones de PCs si se contabilizan a escala mundial.
Esta base instalada proporcionará un mercado para desarrolles de aplicaciones, integradores de sistemas y otras empresas que producen, venden o distribuyen soluciones que utilizan Vista. Y por cada euro de ingresos que obtenga Microsoft, las compañías del ecosistema TI obtendrán, como media, unas ganancias cercanas a los 14 euros.

En relación con estos datos, Jean-Philippe Courtois, director general de Microsoft International, considera que ?IDC ha previsto que Windows Vista contabilizará tan solo un uno por ciento de los 214.000 millones de euros que se invertirán en tecnología este ejercicio a través de las seis economías citadas en su investigación. A pesar de ello, la oportunidad de crecimiento económico de Vista para las pequeñas y grandes empresas de la región es mucho más importante?.

Política de migraciones

Sin embargo, a pesar de estas impresionantes cifras, las migraciones a Vista tanto de empresas como de usuarios domésticos no van todo lo rápido que le hubiera gustado a Microsoft.
En este sentido y al igual que ocurrió con el salto de Windows 2000 a XP, la compatibilidad de software con el nuevo sistema y los nuevos requisitos de memoria para correr en los PCs han tenido mucho que ver, ya que algunas aplicaciones como los antivirus han tardado un tiempo en ser compatibles con el sistema.
No obstante, el gigante de Redmond ha dado conocer que Vista es compatible con más de dos millones de tipos distintos de hardware -como PCs, impresoras, PDAs, monitores, tarjetas gráficas, etc.- y con 2.000 aplicaciones de software entre las que se encuentran las más utilizadas por los negocios.
Con respecto a los requisitos de memoria, todo PC que tenga dos años de antigüedad o menos -tres en algunos casos- puede correr el sistema sin que afecte a su rendimiento global, con las consiguientes ventajas en la interfaz de usuario, control del sistema o herramientas de productividad que sin duda Vista incorpora en comparación con XP.
Aún así, parece que muchos usuarios de consumo y del ámbito empresarial no se han planteado aún la migración al nuevo sistema. En el caso de las ventas de nuevos PCs y portátiles con el sistema pre-instalado la cosa cambia, aunque también es cierto que algunos fabricantes como HP, Dell o Lenovo todavía ofrecen en sus páginas webs equipos basados en Windows XP.
Por su parte, Microsoft entiende que las migraciones van bien y así lo reflejan los resultados de su último trimestre fiscal, en el que ha obtenido unos ingresos de 13.400 millones de dólares a escala mundial (unos 9.700 millones de euros), un 13 por ciento más que el mismo período del año anterior; aumento al que Vista ha contribuido considerablemente, según la compañía.
De hecho, de acuerdo con el Windows User Group, que proporciona consejos técnicos y soporta comunidades online referentes a Windows, el 72 por ciento de los usuarios de Vista se declara contento con el sistema, mientras que el 8 por ciento no comparte esta apreciación y el resto se mantiene en una postura neutral.

Recomendaciones

Dicho todo esto, debemos fijarnos en las recomendaciones que recientemente publicaba la consultora Gartner: los usuarios empresariales que pretendan seguir operando con Windows XP y esperar tres años para migrar al próximo Windows 7 corren serios riesgos.
La razón principal es que, al igual que ha sucedido con Vista, Windows 7 podría retrasarse con respecto a esa fecha prevista de 2010, además de que mientras tanto el soporte de los ISVs a Windows XP seguramente se habrá dejado a un lado en favor de Vista.
Y es que aunque Microsoft está satisfecha con la evolución de Vista y no hay duda de que va a contribuir enormemente al crecimiento de la industria TI, los principales analistas estiman que la migración masiva al nuevo sistema comenzará a partir del próximo año, coincidiendo con ciclos de renovación de PCs y portátiles empresariales y domésticos. Eso sí, tampoco es recomendable esperar a la llegada del nuevo Windows 7 para dar el salto desde el ya antiguo Windows XP.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor