Windows XP se despide

CloudEmpresas

La compañía acaba de finalizar la venta de esta versión de su popular software

La jornada de ayer fue la última en la que los usuarios más nostálgicos de Microsoft han podido hacerse con la edición XP del popular Windows.
A partir de ahora, y hasta que llegue a los mercados la edición 7, los consumidores sólo podrán comprar el impopular Windows Vista.
Microsoft intenta de este modo poner un punto final a los desastrosos resultados que arrastra Windows Vista y a la prorroga en la venta de XP a la que los consumidores obligaron a la empresa.
Así, las ventas de la nueva versión no sobrepasaron los 150 millones, según informaciones de AFP, a pesar de que los ordenadores equipados con Windows suponen el 90 por ciento del total de terminales del mundo.
Los malos resultados del producto obligaron incluso a reducir las previsiones de crecimiento económico de la firma. La consultora Sanford C. Berstein ya ha estimado una baja de entre 2.17 y 2.20 millones de dólares (entre 1.37 y 1.40 millones de euros) en los resultados del ejercicio 2009 del gigante.
Además, Microsoft se encontró con que uno de los públicos más importantes rechazaba su producto. Las empresas evitaban a Vista, dadas las incompatibilidades del producto y, sobre todo, de la mala fama que arrastra.
La inversión necesaria para la transición de XP a Vista es, igualmente, alta, lo que contribuyó a que las empresas se mantuviesen al margen de la nueva versión del software, como anunciaba Silicon News hace unas semanas.
Por ello, y a pesar de las previsiones catastrofistas de Microsoft, las compañías han decidido esperar a Windows 7 y obviar el paso por un Vista desprestigiado y caro.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor