Xbox 360 Slim de 4GB y "Halo: Reach", no muy amigos

ComponentesWorkspace
0 0 20 comentarios

“Uno o más jugadores no tienen el disco duro requerido para este tipo de partida”. Y entonces es cuando tiras el mando al sofá con furia visigoda y dices “¡M’an tangao!”, mientras tus infructuosos intentos de hacer una partida cooperativa al Halo: Reach te ponen de los nervios. Todo porque tienes una Xbox 360 Slim

“Uno o más jugadores no tienen el disco duro requerido para este tipo de partida”.

Y entonces es cuando tiras el mando al sofá con furia visigoda y dices “¡M’an tangao!”, mientras tus infructuosos intentos de hacer una partida cooperativa al Halo: Reach te ponen de los nervios. Todo porque tienes una Xbox 360 Slim de 4 GB. Pero, ¿es lícito por parte de Microsoft que el juego no funcione sin que haya un aviso en los requisitos mínimos? Puedes saber más tras nuestro salto.

El precio por el nuevo modelo de consola, unos 200 €, es más que atractivo, pero deja de serlo cuando los poseedores del Halo: Reach intentan una partida cooperativa.
Parece ser que la videoconsola viene con una “unidad de memoria” que no es un disco duro. Añadir una memoria flash de 16 GB no ayuda en absoluto: necesitas un disco duro. Curiosamente, puedes jugar a versus, pero no a cooperativo.

La zona de soporte para Xbox 360 da la siguiente respuesta al problema. Atención que no tiene desperdicio:
Pregunta: “¿Por qué el error de ‘Uno o más jugadores no tienen el disco duro requerido para este tipo de partida’?”
Respuesta: “Uno o más jugadores no tienen un disco de Xbox 360 certificado en su consola Xbox 360. Algunos aspectos de Halo: Reach requieren un disco duro certificado para Xbox 360”.
Respuesta bastante absurda, teniendo en cuenta que lo único que hacen es repetir el mensaje de error (típico de Microsoft, ejemWindowsejem). Incluso es posible que no tenga por qué ser certificado.

Además, la copia de Halo: Reach no tiene un disco duro como requisito mínimo, que es obligado poner en todos los videojuegos. Eso sí, para salvar el bonito trasero de Microsoft, incluye una frase cada vez más típica: “las características y requisitos podrán cambiar sin previo aviso”. Vamos, que igual de repente necesitas la Wii conectada en paralelo.

La repercusión para los usuarios es sencilla: en lugar de gastarse 200 euros sólo en la consola, se tendrán que gastar 130 euros adicionales en un disco duro, lo que suma 330 euros. Un poco menos atractivo.

En beneficio de Microsoft hay que decir que han informado de “estar al tanto del problema”, y que “están trabajando todo lo rápido que pueden” para resolverlo. Un mensaje que deja a uno más tranquilo que el anterior, desde luego. —Javier G. Pereda [Gizmodo USA]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor