Xiaomi ya es el segundo fabricante mundial de dispositivos inteligentes vestibles

InnovaciónWearables
0 0 No hay comentarios

Con un 40 % de sus dispositivos inteligentes vendiéndose a precios inferiores a $100 no es de extrañar que el fabricante chino haya sabido aprovechar el interés de cada vez más consumidores (especialmente los más jóvenes) por este tipo de productos. Son más de 3 millones de dispositivos de este tipo los que ha vendido esta marca en el último año.

Gran parte de la “culpa” a este impresionante crecimiento de la marca china se debe al éxito de MiBand, la pulsera inteligente de la que Xiaomi ha vendido 2,8 millones de unidades, lo que le hace acreedora de una cuota de mercado del 24,6 % en el sector de los dispositivos inteligentes. Sólo hay una modelo que haya vendido más, Fitbit, con 3,9 millones de unidades vendidas y un 34,2 % del mercado, aunque con una cuota que va disminuyendo en favor de la marca china.

El total de dispositivos móviles inteligentes (relojes, pulseras…) es de “sólo” 11,4 millones de unidades en todo el mundo pero ha experimentado un espectacular crecimiento de nada menos que el 200 % desde los 3,8 millones de unidades existentes en el primer trimestre de 2014.

A continuación de Xiaomi, y también “arrinconado” tras ser años atrás líder en el sector de los navegadores GPS, Garmin queda en tercer puesto con 700.000 unidades vendidas (ya en cifras, como vemos, muy inferiores a los dos primeros de este ranking) con Samsung en cuarta posición con 600.000 dispositivos inteligentes vendidos y Jawbone cierra la tabla en cuanto a grandes marcas y grandes cifras al alcanzar las 500.000 unidades.

El elemento primordial para este crecimiento de Xiaomi se debe a su éxito en el mercado local, donde la popularidad de sus teléfonos móviles ha permitido una gran penetración de otros productos como es el caso de los relojes y pulseras inteligentes, a lo que hay que unir su reciente acceso a otros mercados como Estados Unidos de América y algunos países europeos.

El precio también ha sido un factor determinante al ofrecer MiBand una respuesta por apenas 15 € (quince euros) muy similar a otros dispositivos que cuestan 40 € (cuarenta euros) sin que esa abismal diferencia de precio suponga que se trata de un dispositivo tan inferior en prestaciones o calidad como el precio podría hacer pensar.

Por último cabe destacar que las cifras de este estudio no tienen en cuenta las ventas de Apple Watch, que comenzó a venderse entre marzo y abril, aunque se estima que sus ventas hasta el momento oscilarán entre 5 y 10 millones de unidades hasta el momento y que llegarían a los 30 millones de unidades vendidas a final de año, con lo que Apple se situaría a la cima de la clasificación de vendedores de este tipo de dispositivos inteligentes llevables o vestibles, si bien es cierto que se trata de un producto más completo que las más sencillas pulseras inteligentes de monitorización deportiva.

vINQulo

IDC

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor