XStat, la inyección que tapona una herida de bala en 15 segundos

CienciaInnovación

Una inyección cargada de pequeñas esponjas podría ser el remedio para detener el daño causado por un disparo. Bastaría insertar el dispositivo en el agujero abierto por el proyectil, apretar el émbolo y dejar que estos pequeños objetos se adentraran en el cuerpo del herido hasta expandirse impidiendo que continúe la hemorragia. Y todo en 15 segundos.

Podría convertirse en el remedio más eficaz no sólo para disparos sino también para  frenar el daño causado por heridas incisas que se adentran en el cuerpo creando un boquete que no solo produce daño en los órganos sino sobre todo hemorragias que podrían acabar con la vida de la víctima.

Se llama XStat y su doble función de sellar la herida y detener la hemorragia no sería definitiva sino una solución de urgencia mientras se traslada al herido a un hospital. Por esta razón las pequeñas microesponjas que actuarían como sellante no están destinadas a quedarse para siempre en el interior del cuerpo sino que deberán extraerse con posterioridad en el quirófano, donde además podrán ser localizadas mediante radiofrecuencia o rayos X.

XStat

En la actualidad en las heridas de este tipo se procede con gasas pero además de que no es un procedimiento totalmente eficaz también resulta doloroso para el paciente. Si la introducción directamente en la propia herida (en ocasiones a considerable profundidad) de gasa no consigue detener la hemorragia, pasados unos minutos y tras aplicar presión sobre la herida habrá que extraer toda la gasa impregnada en sangre y volver a comenzar.

Con XStat esto se evitaría al inyectar las microesponjas directamente en el interior de la herida. Al impregnarse de sangre aumentarían de tamaño generando una presión desde dentro capaz de bloquear los vasos sanguíneos y, por tanto, detener la hemorragia.

vINQulo

Popular Science

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor