Y el iPad perdió su apellido

AlmacenamientoDatos y AlmacenamientoEmpresas
0 0 No hay comentarios

Apple inauguró ayer en su keynote la era post-PC con la presentación del “nuevo iPad” (llamado así) y una nueva (pero aún vieja) Apple TV.

Casi todos los rumores que se daban por ciertos resultaron estar bien, menos uno de los más básicos. Todo el mundo sabía que Apple iba a presentar ayer el iPad 3 y en cierto modo eso fue lo que ocurrió, con una ligera diferencia: el tablet presentado no se llama iPad 3. Ni siquiera se llama iPad HD, como apuntaban algunos nuevos rumores en los últimos días. Se trata, simplemente, del “nuevo iPad” (the new iPad), lo que si bien no podía ser más claro (lo presentado es precisamente un nuevo iPad) abre dudas acerca de cómo llamará Apple al sucesor de este tablet. Pero esas especulaciones todavía no se han puesto en marcha.

El resto del evento transcurrió también por los cauces esperados, presentando en los primeros diez minutos la nueva Apple TV (una actualización de la set-top box) y ofreciendo otra serie de actualizaciones menores. Eso sí, la estrella fue sin duda el iPad y en ningún momento Tim Cook intentó negarlo.

El nuevo iPad: más resolución y más potencia

¿Cómo de nuevo es el nuevo iPad? ¿En qué ha cambiado? Los cambios son más a nivel técnico interior que los que se pueden percibir a primera vista. Un nuevo iPad apagado podría confundirse fácilmente con un iPad 2 o el primer iPad (¿los viejos iPad?), pero al encenderlo un primer cambio se hace evidente: como ya se daba por seguro, el nuevo tablet de Apple incluye la tecnología Retina Display, lo que supone una resolución de 2048×1536 píxeles: más que una televisión en HD estándar y una saturación un 44% mayor que el iPad 2.

Para que una resolución tan alta funcione hace falta, como también se había rumoreado, un aparato con un corazón más potente. Y así ha sido: el nuevo iPad incluye un procesador A5X de cuatro núcleos. ¿Qué se consigue con toda esta combinación? Según afirmó Phil Schiller, no ser capaz de distinguir los píxeles y que las fotografías se vean de forma increíble.

La otra característica estrella del nuevo iPad es que incluye la posibilidad de conexión 4G/LTE, algo de lo que se había hablado pero que no estaba claro que Apple fuese a incluir ya al estar ese mercado todavía poco maduro. No hay problema: también es posible conectarse vía wifi o 3G, por lo que todas las posibilidades quedan cubiertas. Además, la batería sigue durando 10 horas, 9 si se está utilizando el 4G. En cuanto a otras posibilidades de las que se había hablado, como la de la posible llegada de Siri al tablet, el resultado final es algo a medio camino: el nuevo iPad tiene una nueva función llamada “dictation”, un sistema de reconocimiento de voz no tan a lo grande como Siri y que todavía no está disponible en español.

¿Cuánto costará todo esto? Apple continúa con su estrategia de no subir precios: en España estará disponible a partir de 479 euros (la versión de 16GB y solo wifi) a partir del 23 de marzo. El iPad 2, mientras, no desaparece, sino que se rebaja 100 dólares.

La Apple TV menos esperada

El tiempo dedicado por Apple a otros anuncios dejó claro qué era lo más importante y alrededor de qué girará todo en el futuro, ya que tuvieron lugar en los primeros 15 minutos del evento. ¿De qué se trató? El mayor anuncio fue el de la ya esperada Apple TV que, como se había estado rumoreando ya en las últimas semanas, no sería la Apple TV que en realidad espera todo el mundo: se trata de una simple actualización de la set-top TV de Cupertino que, si bien incluye características bastante impresionantes, no es la televisión completa que se intuye que Apple está preparando para el próximo otoño.

Los otros anuncios con los que Tim Cook abrió el evento fueron pequeños y rápidos: Siri llega a Japón y se presenta la actualización de iOS 5.1. Después, una vez abierta la caja iPad y tras haberse desgranado todas sus características técnicas, llegó el momento del software, con un protagonista claro: iPhoto, el programa de edición de foto de Mac, llega al iPad.

Quedaba solo una característica lógica: una pantalla de una resolución nunca vista en dispositivos móviles, con un potente procesador gráfico y software de edición de fotos necesitaba todavía un pequeño extra. Y, efectivamente, así fue: el nuevo iPad incluye también una cámara mejorada, muy similar a la del iPhone 4S, para seguir insistiendo en la sustitución final de las cámaras de fotos tradicionales por dispositivos móviles.

Y ahora, ¿qué? El futuro post-PC

Si hubo un concepto presente desde el primer hasta el último momento del evento ese fue el de “era post-PC”. Según Tim Cook, esta ya ha llegado, como demuestra que el 74% de los ingresos de la compañía durante el cuarto trimestre de 2011 llegaran desde dispositivos como el iPad, el iPhone o el iPod. Para dejar claro además el lugar central que ocupan los tablets en esta nueva era, el iPad ha perdido su apellido. Es “el nuevo iPad”, y no hay más que añadir.

Lo de la Apple TV es solo para abrir boca y para dar tiempo a la compañía. Sus planes incluyen sin duda revolucionar también el mercado de la televisión, pero de momento están teniendo bastantes problemas para lograr acuerdos con proveedores de contenidos que logren que esa televisión basada en la nube tenga algo que reproducir. Con esta nueva set-top box Apple puede seguir probando a los consumidores y convenciendo a la industria.

¿Y no hay sitio en la era post-PC para los Macs de toda la vida? Sin duda estos están todavía ahí, pero las cifras de ingresos dejan bastante claro que hay algo que está cambiando. Quizá no quede mucho para que los usuarios olviden qué era eso de un teclado físico.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor