Y el LED acabó con el plasma

Empresas
0 0 No hay comentarios

El vídeo VHS se impuso al Betamax, el Blu-ray venció al HD DVD… y el LED ha acabado con el plasma.

Betamax, HD DVD y plasma tienen algo en común: sucumbieron ante otras tecnologías contemporáneas, pese a que muchos usuarios y expertos considerasen que su calidad era muy similar o incluso superior a la de aquellas.

En este caso, el plasma entona el canto del cisne, a pesar de que todavía sigue ofreciendo colores –especialmente de los negros- más fidedignos que las pantallas LED, mayor contraste y una mejor reproducción de la imagen en movimiento.

Sin embargo, el mercado se ha decantado masivamente por los televisores LED, evolución de las primeras pantallas de LCD. La gran fiabilidad de estos equipos, su reducido consumo eléctrico, la delgadez de las pantallas, su mayor resolución –importante en los Smart TV-o  la excelente relación calidad-precio ha hecho que el plasma prácticamente haya caído en el olvido, quedando como una opción para los más puristas y amantes del cine.

Samsung ha anunciado esta semana que abandona la fabricación de televisores de plasma a finales de año. La compañía surcoreana ha decidido centrar sus esfuerzos en el desarrollo de dispositivos de nueva generación, como las pantallas curvadas y la Ultra Alta Definición (UHD), como recoge CNet.

La empresa ha dado este paso por el declive en la demanda global de televisores de plasma. Pero este movimiento no supone ninguna sorpresa para el mercado. A principios de año, John Ryu, vicepresidente de I+D de la división audiovisual de Samsung, afirmó que no creía que la tecnología de plasma tuviera futuro más allá de 2014, como informaba CNet.

Este caso sólo es el penúltimo capítulo del adiós de esta tecnología al lineal de la tienda. Hace tiempo que se habían ‘desenchufado’ de esta tecnología empresas como Sony y Pioneer, auténticos referente en el segmento audiovisual. Sony lo abandonó en 2006. Además,  a principios de 2014 dio un paso más allá, anunciando que escindirá la división de televisión, que pasará a operar como una empresa subsidiaria, como informaba PC World. Y Pioneer dejó de producir equipos de plasma en 2008.

Igualmente, Panasonic dio a conocer en octubre de 2013 que dejaría de producir plasma en marzo de este año. Y LG, el último fabricante de plasma, también estaría planteándose dejar de producir estos equipos en breve. Según la agencia de noticias Yonhap, la empresa ya ha convertido una de sus líneas de producción de plasma para fabricar baterías solares.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor