Y esto es lo que pasa cuando se te cae un Apple Watch al suelo

InnovaciónWearables
0 0 No hay comentarios

Los arañazos no hacen mella en la resistente pantalla de cristal de zafiro del reloj inteligente de Apple, pero una caída desde una altura razonable (aprox. 1,2 metros) sobre un suelo plano y duro tiene las consecuencias que muestra el vídeo que te ofrecemos a continuación.

Evidentemente nadie va por la vida tirando al suelo preciados, caros y por lo visto delicados dispositivos tecnológicos de última hornada pero sí resulta conveniente que haya quien se dedique a hacerlo y además grabarlo con una cámara.

A efectos de prevención general, resulta conveniente observar las más elementales precauciones al manejar no ya un dispositivo electrónico como un reloj inteligente sino cualquier reloj de pulsera tradicional de cierto valor puesto que una caída siempre puede ser fatal. Pero en el caso de los dispositivos móviles parece que un impacto contra el suelo puede tener consecuencias quizá más fatales que el simple perjuicio estético del golpe o alguna pieza que resulte dañada.

En el caso del “piloto de pruebas” protagonista del siguiente vídeo tenemos a alguien preocupado por mostrar lo que sucede en lo que podría ser una caída casual del Apple Watch, un imponderable que puede ocurrirle a cualquier usuario si, por ejemplo, se le resbala la correa al abrocharla alrededor de la muñeca.

A tal fin se ha simulado una caída completamente accidental en la que el reloj cae un poco de cualquier manera desde una altura aproximada de 1,2 metros, similar a la altura desde la que caería si tenemos el brazo flexionado mientras nos abrochamos el reloj. Lo primero que llama la atención es que la propia correa de plástico ejerce cierto poder amortiguador en el impacto y de hecho el smartwatch no muestra ningún rasguño. El problema llega cuando el protagonista del vídeo “se viene arriba” y decide comprobar la resistencia de la pantalla del Apple Watch en una caída con impacto directo de la misma contra el duro suelo.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=7fwqANb9Acg[/youtube]

El resultado no puede ser más desolador: la pantalla del Apple Watch se hace añicos. Es cierto que el dispositivo aún continúa funcionando, incluida la parte táctil de la propia pantalla, pero el impacto ha destrozado completamente la pantalla dejándola completamente inservible tras un golpe que realmente no parece tener la fuerza suficiente como para el resultado que se obtiene. La sorpresa y la rabia del protagonista del vídeo son supremas y no encuentra otro desahogo que lanzar el smartwatch con furia, terminando el trabajo iniciado con esta demostración que probablemente no ha alcanzado los resultados esperados en cuanto a resistencia de la pantalla.

El comentario de decepción no puede ser más claro: “¿En serio, Apple? ¡¿EN SERIO?!” y la conclusión podría ser acertada: “tal vez esta pantalla no sea de cristal de zafiro“. Y es que la gran diferencia de precio entre el modelo más asequible y los de gama alta podría estar tal vez en que el uso del tan resistente cristal de zafiro se habría reservado únicamente a los modelos de mayor precio.

Cabe otra explicación, que es la que desde hace años los analistas mencionan cuando hablamos de pantallas con alta resistencia a los arañazos: son más frágiles y tienen menos resistencia ante impactos. Por el momento no parece sencillo (o barato) conseguir la pantalla que reúna todas las características necesarias y se habría optado por conseguir recubrimientos más resistentes a los arañazos, un riesgo más cotidiano, a costa de una mayor fragilidad en impactos de consideración, como el caso del vídeo que te mostramos.

En cualquier caso las precauciones nunca están de más si no quieres terminar con un berrinche como el autor del vídeo.

vINQulo

TechRax

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor