Y lo más interesante del HTC One M8 es… su tapa interactiva

Movilidad

Ya es oficial el nuevo terminal tope de gama de la casa taiwanesa y tres aspectos esenciales deben ser destacados: la ligera evolución sobre el excelente aspecto exterior de la generación actual, la cámara dual que permite desde añadir efecto esteroscópico a las fotografías a flexibilizar las funciones de enfoque y por último pero no menos importante la nueva tapa protectora de pantalla que como podrás ver en las fotografías que te mostramos a continuación permite conocer gracias a un ingenioso sistema de microperforaciones información relativa a la hora, notificaciones de mensajería o llamadas o incluso la previsión meteorológica.

Empezaremos el repaso sobre el nuevo HTC One M8 por la que quizá sea la parte más singular y eso que se trata de un accesorio: su tapa protectora de pantalla microperforada. Al igual que sucedió con el iPad 2 de Apple o el Surface de Microsoft, en que nos llamó la atención más que el propio tablet sus tapas respectivas, una por los imanes y la interacción inteligente y la otra por integrar un teclado qwerty completo de una manera excelente, en el caso del smartphone de HTC han logrado que con solo una inteligente trama de microperforaciones sobre la superficie de la tapa denominada DotView que cubre la pantalla pueda aparecer a modo de píxeles información diversa.

Continuamos disfrutando de la carcasa de aluminio unibody con sus altavoces frontales Boom Sound ubicados en los extremos longitudinales lo que permite una adecuada audición en estéreo cuando colocamos el móvil en posición apaisada para reproducir un vídeo. Los altavoces mejoran la calidad del modelo anterior con un 25 % más de definición en la reproducción además de incorporar un amplificador multibanda. El diseño adopta algunas curvas adicionales sobre el modelo antecesor y si bien por un lado simplifica el proceso productivo gracias a la pieza única que compone la carcasa también permite disponer de tres opciones de acabado a gusto del consumidor: la tradicional de aluminio bruñido, otra con un tono grisáceo más oscuro y otra achampañada que nos recuerda inevitablemente al acabado que introdujo Apple con su iPhone 5S.

En cuanto a sus características técnicas encontramos un procesador Qualcomm Snapdragon 801 a 2,3 GHz con 2 Gb de Ram y 16/32 Gb de almacenamiento interno ampliable mediante tarjeta microSD. La pantalla crece desde las 4,7 pulgadas del modelo anterior hasta llegar a 5 pulgadas. La concentración de píxeles por pulgada desciende ligeramente (de 469 pasa a 440) pero aun así hablamos de unas cifras que resultan en la práctica imperceptibles a la vista. Precisamente la nueva pantalla permite el efecto de visualizar información a través de las microperforaciones de la tapa protectora sin necesidad de sacar del modo reposo la totalidad de la pantalla.

 

htc tapa

El ingenioso sistema de encendido de los píxeles necesarios para mostrar dicha información permite, además de la indudable novedad estética, un importante ahorro de energía puesto que no se enciende toda la pantalla, al tiempo que evita tener que destapar la tapa. La indudable gran novedad está en la parte trasera y se trata del sistema de doble cámara bautizado Duo Camera. A diferencia de otros modelos que tienen como propósito principal obtener fotografías estereoscópicas con efecto tridimensional (cosa que también puede hacer el HTC One M8) en esta ocasión se trata de añadir información sobre profundidad a los píxeles captados por la lente principal.

Como en modelos anteriores HTC recurre al sensor Ultrapixel que permite triplicar la luz que capta la lente. De esta forma y al contrario de otras marcas que lo fían todo a sensores con cada vez más megapíxeles, superando los 12 y 16 e incluso llegando a 21 megapíxeles, la marca taiwanesa se conforma con 4 megapíxeles pero recordemos que la tecnología equivale a una triple captación de luz, por lo que casi podríamos hablar de una cierta equivalencia con una cámara de 16 megapíxeles aunque con un mayor tamaño de sensor.

HTC-One-M8

Duo Camera añade una información relativa a la distancia que separa la lente de los diversos píxeles captados lo que permite que posteriormente pueda operarse sobre el enfoque de los objetos independientemente de la distancia a la que se encontraban. Algo parecido a lo que permite hacer la famosa cámara Lytro en la que al estilo de lo que sucede con el ojo humano, se recibe por igual la información procedente del reflejo de la luz en todo lo que hay frente a la cámara con lo que en principio ningún plano queda desenfocado aunque con posterioridad se puede “desenfocar” a voluntad los diversos planos.

El modelo One M8 viene con Android 4.4.2 KitKat y sobre el mismo la capa Sense 6 de HTC a modo de interfaz personalizado con opciones como un modo inteligente de ahorro de energía capaz de extender la autonomía de la batería de 2.600 mAh hasta un 40 % más.

 

m8

Con todo esto HTC ha presentado el que para algunos puede ser su último cartucho tras unos últimos años en los que no ha encontrado en el mercado la respuesta adecuada a los excelentes terminales que ha comercializado, especialmente en lo referido a su gama alta.

El nuevo HTC One M8 puede competir perfectamente de tú a tú con los Apple iPhone 5S y Samsung Galaxy S5 pero ahora falta hacerse con el favor de los compradores. En caso contrario podría convertirse en el último gran terminal de la marca, en opinión de los más pesimistas sobre el futuro de la empresa de Taiwán. vINQulo HTC

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor