¿Y si la revolución del salón está en el mando a distancia de Apple TV y no en un televisor?

Fabricantes de SoftwareProyectos
0 0 1 comentario

Mientras continúa la incógnita sobre si algún día Apple se decidirá a fabricar su propia televisión muchos olvidan que hace años que ya existe AppleTV y que quizá lo único que hace falta es que la propia empresa de la manzana mordida se acuerde de su existencia y mejore algunos aspectos. Uno de ellos podría ser algo tan sencillo como un rediseño del mando a distancia que lo asemeje a conceptos como los que te mostramos a continuación, a medio camino entre el gamepad y el mando de una Nintendo Wii.

Dotado del inconfundible aire Apple, estos diseños obra de Martin Hajek podrían venir serigrafiados con el logotipo de la manzana mordida y a nadie le extrañaría. O incluso podrían servir para que la industria auxiliar tome nota y desarrolle algo parecido que consiga enriquecer la experiencia de uso y de juego de AppleTV, para muchos el dispositivo de la marca más desaprovechado.

Quizá la esperanza haya surgido de las últimas declaraciones provenientes de Cupertino en el que expresamente manifiestan que “AppleTV ya no es un hobby“. Se han tomado su tiempo, dado que apareció en 2007.

El concepto mezcla el ya conocido mando a distancia con un gamepad tradicional, con su cruceta y sus funciones añadiendo el sensor de movimiento que popularizó Wii Remote. Añadido a una remodelada consola de ocio doméstico como es AppleTV podría ser el empujón que necesitaba este dispositivo para acceder a más hogares de los actuales.

mando apple tv

Adicionalmente Apple debería potenciar las evidentes diferencias con las SamrtTV actuales, basadas en Android en el mejor de los casos pero sin una unicidad de interfaz, potenciando el iOS que ya es archiconocido por los usuarios de iPhone, iPad o iPod touch, familiarizados con el estilo de la casa y además potenciales compradores para poder beneficiarse de las ventajas de compartir y disfrutar contenidos en una pantalla más grande que la de sus dispositivos móviles, dejándose por el camino los cables gracias a Air Play.

Un ecosistema tan amplio como el de iOS, con millones de videojuegos, que en muchos casos los usuarios ya tienen descargados en sus dispositivos móviles, ya tendría parte del trabajo hecho para convertirse en un rival más que a tener en cuenta de las consolas de videojuegos “grandes”: PS4, Xbox One y Wii U. Con las evidentes diferencias entre los juegos… también en el precio, no lo olvidemos. Si un juego de una de estas consolas puede superar los 60 € en el caso de iOS hay miles de ellos gratis y los más espectaculares pueden rondar los 5 €. El precio también podría beneficiar a la propia adquisición de la consola, puesto que AppleTV cuesta cuatro veces menos que una PlayStation.

Algunos detractores argumentarían con razón que a pesar de su calidad los gráficos en iOS 7 no son comparables con PS4 y Xbox One y llevan razón, pero tampoco eran comparables los de la consola Wii cuando Nintendo la presentó en medio de la batalla por la potencia gráfica de PS3 y Xbox 360 y al público no pareció importarle esa diferencia.

remote apple tv

En este punto es donde adquiriría toda su importancia este mando a distancia/mando de juegos hipotético al permitir lo que hasta ahora no permitía AppleTV, una experiencia de juego equiparable a la de una consola tradicional. Ahora además, con un chip como el A5 en iPhone o iPad un AppleTV con iOS 7 conectado al televisor que tengamos en casa puede ser una más que adictiva máquina de ocio, como ya habrán podido intuir quienes hayan conectado sus iPhone/iPad/iPod touch mediante AirPlay o cables RGB/HDMI a la tele de casa.

Si hasta ahora en Cupertino no han potenciado suficientemente AppleTV como centro doméstico desde el que disfrutar de películas, fotografías, música o Internet es posible que algo tan sencillo como un mando a distancia con características de gamepad pueda suponer el empujón definitivo para que el salón de casa también se convierta en uno de los campos de batalla en los que la manzana mordida esté presente. Si además desde el mismo mando puede manejarse las funciones no ya con los propios botones sino mediante el movimiento del propio mando o incluso recibiendo órdenes vocales a través de Siri se habría alcanzado un modo revolucionario de manejar los contenidos en televisión que haría honor a lo que en su biografía confesaba Steve Jobs al decir que había encontrado la forma de cambiar todo lo que conocíamos en este campo.

vINQulo

Sploid

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor