YouTube incentiva económicamente a sus creadores para que no se pasen a la competencia

Cloud

En el portal más popular de Internet están empezando a ver con preocupación el auge de otras plataformas de distribución de vídeos y como en el refrán de las barbas del vecino han comenzado a remojar las propias. Con un mercado creciente de ese tipo de contenidos y una competencia cada vez mayor el peligro estriba en comenzar a perder a sus principales proveedores de espectadores, motivo por el que han comenzado a ofrecerles mejores condiciones para que no caigan en la tentación de comenzar a publicar sus vídeos en Facebook, Periscope, Vine…

Una ingente promoción de contenidos y propuestas de venta de los mismos tiene lugar durante el transcurso del foro anual VidCon, que reúne a las principales empresas del sector del vídeo así como a los más importantes e influyentes creadores de estos contenidos.

Participan más de una decena de grandes provedores como Comcast, Facebook, Google, GoPro, Periscope, YouTube… se disputan las estrellas de este nuevo medio de comunicación de masas en una batalla similar a la que podría desencadenarse entre cadenas de televisión que tratan de retener a sus presentadores estrella, captar a los de la competencia y evitar a toda costa sufrir bajas que perjudiquen los grandes números de su millonaria audiencia.

Hank Green, copresentador de “Crash Course”, un popular canal de YouTube y cofundador de VidCon explica que “todo el mundo está interesado en otras plataformas que permitan diversificar o desarrollar nuevas audiencias“, un certero resumen de la razón esencial para este mar de fondo en torno a los youtubers y la pugna por sus contenidos.

La presión de grandes anunciantes para hacerse con los servicios en exclusiva de algunos de estos creadores está empujando a su vez a YouTube a mejorar la relación que mantiene con los mismos, lo que en ocasiones significa mejorar las condiciones económicas con los creadores de los vídeos más populares de la Red. Cualquier cosa con tal de retener los millones de visitas que son capaces de generar.

De hecho tanto es así que YouTube ha desarrollado una división especializada en creadores de contenidos de gran éxito dedicándose a responder de sus posibles quejas, ayudándoles en la creación de nuevo material y fomentando la consecución de mayores beneficios. En ocasiones integrantes de dicho departamento contactan directamente con los propios creadores cuando estos alcanzan un éxito significativo para preguntarles qué necesitarían para mejorar sus propios contenidos, labor en la que les ayudan.

Y es que el vídeo online es un sector en el que el pasado año las inserciones publicitarias crecieron un 34 % con la previsión de alcanzar los 10.000 millones de inversión durante 2016. Un mercado más que atractivo en el que cada vez hay más creadores que cuentan con millones de suscriptores y con millones de visionados.

Para ofrecer un cálculo estimado, los ingresos procedentes de los anuncios que ven los espectadores de YouTube, cada 1.000 visionados pueden suponer $2 de beneficios, por lo que un vídeo capaz de alcanzar el millón de visionados generaría $2.000 de los cuales un 55 % va destinado a los creadores del vídeo. Ahora la batalla está en que YouTube comienza a ofrecer más de esos $2 por cada 1.000 visionados, por lo  que los youtubers podrán ver ampliados sus beneficios.

vINQulo

The Wall Street Journal

 

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor