YouTube se está llenando de películas que puedes ver completas y los estudios no hacen nada para evitarlo

Empresas
0 0 1 comentario

La presencia de un incesante número de películas que pueden verse online sin problema alguno a través de YouTube ha llevado a The Wall Street Journal a indagar sobre el tema. La mayor sorpresa es la inactividad de los grandes estudios para detener esta proliferación de contenidos subidos por usuarios particulares.

Los periodistas del conocido medio no podían dar crédito no ya a la gran cantidad de títulos que están disponibles en YouTube sino a algo que parece aún más chocante, y es que cuando ponían tal información en conocimiento de estudios como Disney, MGM, Sony o Warner Bros no daban ninguna explicación acerca de porqué no habían bloqueado dichos contenidos a través de la herramienta ContentID que YouTube pone a disposición de quienes ven cómo alguien cuelga material sin tener la oportun autorización para hacerlo.

Estamos hablando de centenares de títulos que aparecen completos y que durante el pasado año generaron cientos de millones de visionados a través de YouTube. Desde el portal de vídeos se recuerda que han efectuado una fuerte inversión en materia de protección de derechos de autor y que hay más de 4.000 empresas que usan su herramienta ContentID, que continúan mejorando, y que hasta el momento ha permitido localizar y bloquear más de 200 millones de vídeos sujetos a copyright ajeno a los usuarios que los colgaron en Internet.

YouTube aduce estar protegida por la legislación conocida como Digital Millenium Copyright Act que obliga a retirar contenidos protegidos sólo a partir de que se notifique la presencia de los mismos.

Algunas de las películas que aparecen online presentan además la particularidad de que los usuarios del portal de vídeos que los han colgado se benefician de la publicidad que aparece adyacente o superpuesta al propio vídeo, lo que aún hace más incomprensible la pasividad de los grandes estudios a que alguien obtenga beneficios con contenidos que no le pertenecen. Hay casos sangrantes en los que a pesar de que el estudio propietario de la película ha firmado un acuerdo con YouTube para ofrecer el contenido en alquiler a través de dicha página resulta que basta con buscar un poco para encontrarla gratis colgada en el perfil de un usuario anónimo.

vINQulo

The Wall Street Journal

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor