Zynga cierra tres oficinas y despide al 18 % de sus empleados.

Cloud

Llegó al éxito de la mano de la popularidad que adquirían sus videojuegos en Facebook y llegó a crecer a niveles que ni en la propia empresa habrían imaginado, pero todo lo que sube baja y ahora parece que tocan vacas flacas en el sector de los juegos sociales.

Toda la oficina de Zynga en Nueva York ha sido cerrada, junto con las de Dallas y Los Angeles, lo que ha supuesto el despido de 520 empleados de los alrededor de 3.000 que componen la plantilla de la empresa. Una fuerte reestructuración cuando hace pocos meses el crecimiento era muy dinámico y tampoco ha pasado mucho tiempo desde que decidieron desgajarse del “paraguas” de Facebook bajo el que nacieron y habían consolidado su presencia entre los usuarios de los videojuegos sociales.

Estos cierres y despidos, totalmente inesperados para los empleados, se encuadran en la estrategia de Zynga para recortar costes en un momento en el que no están obteniendo los beneficios que tenían planeado percibir debido al declive que parecen estar sufriendo como imperio de juegos basados en web y redes sociales. De hecho con estas medidas se ahorrarán 80 millones de euros, pero lo que aún continúa teniendo desconcertados a los inminentes exempleados es que no ha habido aviso alguno que hiciera sospechar esta situación de la que sólo parecen haberse salvado parte de los equipos de los títulos más exitosos de la compañía, como Farmville

vINQulo

BuzzFeed

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor