¿Porqué las unidades de estado sólido no superan en ventas a los discos tradicionales?

Datos y Almacenamiento

Los expertos sostienen que el almacenamiento en estado sólido está dando aún sus primeros pasos en el mercado y están creciendo y obteniendo más eficiencia mientras su desarrollo continua.

Algunas de estas limitaciones aumentan la presión sobre los controladores relacionados con el almacenamiento, los cuales no son otra cosa que los “policías de tráfico” que deben encontrar cualquier tipo de error en las transacciones de lectura o escritura. En este sentido Unsworth especificó que los desarrolladores de estos controladores, como es el caso de Adaptec, AMCC o Emulex, están llevando a cabo un importante esfuerzo para mejorar estos importantes elementos de control.

En otro orden de cosas, este analista comentó que existen también intereses corporativos para mover los discos sólidos SSD a otros sectores más verticales como los Centros de datos, como veremos a continuación.

Grandes ventajas en la actualización de los Centros de datos
Según Unsworth y con referencia a una de las compañías que se ha estado experimentando la implementación de estas unidades, esta empresa ha sustituido cuatro discos duros tradicionales por dos SSD. El servidor seleccionado, que corre Sun Solaris, utiliza uno de los discos para operaciones de lectura y el otro para operaciones de escritura, acabando de realizar las tareas requeridas 10 veces más rápido, algo que para ellos es realmente importante. Asimismo, ha reducido el consumo energético en 5 veces con respecto a la configuración original. Estos números aumentarán considerablemente a medida que las unidades SSD se vayan implementando de forma masiva.

Debido al elevado stock actual en los almacenes de los fabricantes esperando a los compradores, las memorias NAND flash, los precios han comenzado a bajar, aunque siguen siendo todavía más caros que los discos duros magnéticos. Así, se estima que el coste por gigabyte de memoria NAND se sitúa en unos 2 dólares, mientras que el gigabyte de los discos duros tradicionales se reduce hasta los 30 céntimos.

Lea también :
Autor: