2019, un año para “el despegue de la tecnología cuántica”

CloudDatacenter

Fujitsu cree que a lo largo de los próximos meses se avanzará en este y otros apartados vinculados a los centros de datos.

Los centros de datos evolucionarán a lo largo de este 2019 con cambios que serán auspiciados por seis tendencias clave.

Al menos así lo cree Fujitsu, que ve potencial de mejora a través de la gestión de las grandes cantidades de datos almacenados que crecen sin cesar, el aprendizaje automático, la computación cuántica, los contenedores o unos sistemas de refrigeración más sofisticados, por ejemplo.

Así, una de sus predicciones es que “los sistemas Liquid Inmmersion Cooling producirán un gran avance” al favorecer el rendimiento de GPUs que requieren de mucha energía y de aplicaciones exigentes como la inteligencia artificial con un enfriamiento basado en fluidos en vez de en sistemas de aire acondicionado. Fujitsu confía en que de este modo se mantendrá a raya la temperatura y que también se reducirá el consumo energético final, favoreciendo el ahorro.

En cuanto a almacenamiento, se confía en que “la Non-Volatile Memory Express (NVMe) es el futuro del almacenamiento flash” porque, en comparación con protocolos SATA o SAS que manejan una única cola, la interfaz del controlador host NVMe y el protocolo de almacenamiento son capaces de procesar 64.000 flujos de datos paralelos. Además, “un nuevo tipo de memoria revolucionará las cargas de trabajo del servidor”, según Fujitsu, que apunta al proyecto NEXTGenIO y el prototipo basado en memoria persistente Intel Optane DC y servidores Fujitsu PRIMERGY con tecnología “non-volatile memory with persistence” que ofrece la velocidad de la memoria principal y la persistencia del almacenamiento convencional.

Parece, por otro lado, que en 2019 “veremos el despegue de la tecnología cuántica” para solucionar una serie de problemas a nivel científico o financiero, entre otras áreas, que con arquitecturas tradicionales sería inviable, como el descubrimiento de medicamentos y la optimización del riesgo en servicios bancarios. Una idea asociada es que “el aprendizaje automático se acelerará” para el entrenamiento de componentes y la creación de inteligencia, y debería hacerlo “mediante digital annealing.

Fujitsu opina asimismo que “los casos de uso basados en contenedores serán un acelerador de la adopción de la TI híbrida”. Aquí entran en juego tecnologías como OpenStack, Docker y Kubernetes, los microservicios, un desarrollo simplificado con DevOps, una mayor escalabilidad y también el multicloud.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor