3 claves para salir victorioso frente al fraude telefónico

Seguridad

Con motivo del Día de la Protección de Datos, masvoz ofrece recomendaciones para relacionarse con empresas por teléfono.

El teléfono sigue siendo una vía de comunicación profusamente utilizada en el ámbito empresarial. A pesar de la aparición de herramientas alternativas como las redes sociales o la mensajería instantánea, las llamadas soportan comunicaciones de todo tipo, desde las que van dirigidas a la contratación de un servicio hasta las de asistencia técnica.

El caso es que este tipo de comunicaciones también se pueden adulterar. Los ciberdelincuentes las tienen entre sus objetivos para atacar a los usuarios, aplicando fraude telefónico con técnicas como el vishing (phishing de voz), que permite engañar al interlocutor y ganarse su confianza al utilizar datos extraídos de internet.

Con motivo de la celebración del Día de la Protección de Datos, masvoz ha querido dar una serie de recomendaciones para asegurar que la información que se comparte siempre se hace de forma segura. “El fraude toma muchas formas, especialmente a través de la tecnología, pero no hay que olvidar que el teléfono es imprescindible para asegurar una buena experiencia de cliente, por lo que es importante que el consumidor tenga herramientas para verificar la autenticidad de la llamada”, indica al respecto Susana Gutiérrez Abascal, COO de masvoz.

En primer lugar, los consumidores tienen que “evitar llamadas con numeración sospechosa”, es decir, aquellas que utilizan prefijos internacionales o desconocidos. En algunos casos los cibercriminales hacen una llamada breve desde esos prefijos para que sea el usuario el que devuelva la llamada, lo que le hará perder dinero.

Además, hay que “comprobar el origen de la llamada”. No ya desde el ámbito geográfico, sino respecto a su autor. “Si ya somos clientes, este puede tener acceso a cierta información sobre nosotros, por lo que es sencillo preguntar por determinados datos que la empresa debería conocer y que nos permitirán verificar su autenticidad”, explican desde masvoz. Pero si nunca se ha tenido contacto con la empresa que el interlocutor dice representar, se aconseja pedirle su nombre y número de teléfono o contactar con la empresa referida por otro canal para certificar la autenticidad de la llamada.

Por último, “no compartir datos sensibles” con extraños es una máxima. Cabe tener en cuenta, además, que empresas como el operador telefónico o un banco no van a llamar por teléfono para solicitar datos sensibles como las contraseñas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor