3 ventajas de las tarjetas SIM para los despliegues de internet de las cosas

Redes

Desde Matooma destacan el proceso migratorio que se está experimentando “de servicios analógicos a digitales en distintos sectores”, lo que “supone una gran oportunidad de negocio para el sector del M2M y del IoT”.

“España está viviendo un proceso de migración de servicios analógicos a digitales en distintos sectores de la economía y esta transformación supone una gran oportunidad de negocio para el sector del M2M y del IoT”.

Así lo indica Fréderic Salles, CEO de Matooma, que se hace eco de datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia y destaca que el número de líneas M2M en nuestro país rondase a principios de año los 6 millones.

“En el sector de la seguridad de los bienes, por ejemplo, una gran parte de los sistemas de monitorización de ascensores, alarmas residenciales y profesionales, y equipos de videovigilancia funcionan todavía a través de la red de telefonía conmutada” o RTC, tal y como cuenta Salles. “La migración en este sector consiste en pasar de la RTC a la red celular y utilizar tecnologías basadas en IP”.

“Imagine la típica alarma que se instala en una casa”, continúa Salles. “Dentro tiene una tarjeta SIM que permite conectarla con la central receptora de alarmas y, en caso de intrusión, enviar una alerta a la central”.

Desde Matooma destacan tres grandes ventajas de la conexión de objetos mediante tarjetas SIM y el uso de redes móviles para aplicaciones M2M.

La primera de esas ventajas se halla en la rapidez de instalación, ya que las tarjetas SIM se pueden conectar automáticamente a la red GSM. Esto, a su vez, reduce las intervenciones y los costes de desplazamiento. Aquí hay que añadir la posibilidad de insertar las tarjetas en el dispositivo directamente durante la fabricación, y también de soldarlas, o la resistencia a vibraciones y temperaturas extremas.

En segundo lugar, Matooma habla de las transmisiones de datos, SMS y voz en tiempo real. Esto favorece a la teleasistencia y el campo de la seguridad para emitir alertas en caso de emergencia.

Por último está la cobertura mundial de la red de telefonía GSM, que se basa en estándares y que con sus cientos de miles de antenas relés habilita comunicaciones entre dispositivos separados a gran distancia o entre países. Si las antenas de algún operador son insuficientes, entra en juego la tarjeta SIM multioperador capaz de engancharse a distintas redes.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor