A fondo: 2021 arrastrará las tendencias tecnológicas de 2020

EmpresasInnovación

La conectividad continua, el trabajo en remoto o el ocio inmersivo son fenómenos que acabarán de desarrollarse este año.

El 2020 ha estado marcado por la propagación de la pandemia de coronavirus, que ha confinado a la gente en sus casas y ha evitado que el año haya evolucionado tal y como se esperaba en un principio. No todas las predicciones que se habían hecho sobre él se han cumplido.

El año pasado tenía que ser el año del 5G. Esa fue una de las predicciones tecnológicas que Lenovo lanzó en su día. La realidad es que la pandemia ha ralentizado el despliegue de esta nueva generación de tecnología móvil. Las redes han seguido construyéndose y diferentes terminales compatibles han ido saliendo al mercado, pero no al ritmo que se preveía.

Así que quizás este 2021 sí sea su año definitivo, porque todavía queda trabajo por hacer, comenzando por la creación de redes 5G en las sedes empresariales.

Gianfranco Lanci, presidente corporativo y COO de Lenovo, recuerda que “la conectividad es ahora esencial para todos”, porque propicia la continuidad empresarial, educativa y social. Más ordenadores, tabletas y teléfonos incorporarán funcionalidades de conexión permanente durante los próximos meses para cortar su dependencia con unas redes domésticas abarrotadas. Los dispositivos con WiFi 6 y WiFi 6E serán los nuevos imprescindibles.

También ganarán presencia los asistentes domóticos inteligentes conectados, los dispositivos autónomos basados en aprendizaje automático y las soluciones de red como servicio para facilitar la transición al teletrabajo.

De hecho, “la filosofía del trabajo desde casa inicia un enfoque renovado sobre la colaboración inteligente y las oficinas del futuro”. Esa es la segunda apuesta de Lanci para este 2021 una vez analizadas las consecuencias de la crisis sanitaria y revisados los pronósticos que él mismo había presentado más de doce meses atrás.

Las oficinas se convertirán en “centros colaborativos cíclicos” y el hogar será “el espacio de trabajo diario dentro de un modelo de trabajo híbrido”, explica el directivo de Lenovo. Las salas de conferencia y el reparto tradicional por mesas darán paso a un centro de negocios cooperativo con puestos configurables, tecnologías ágiles y prestaciones inteligentes de iluminación y ventilación, en los que la productividad de los empleados no estará condicionada por el lugar en el que se encuentre cada empleado.

La nueva normalidad obliga a poner más el foco sobre las personas. Los hábitos están cambiando y la opinión de los empleados se tendrá en cuenta para tomar decisiones. Lenovo confía en que los departamentos de TI los incluyan a la hora de actuar e introducir cambios.

En lo que sí acertó Lenovo el año pasado es en que el combo de realidad virtual y aumentada sería clave para transportar a los estudiantes y facilitar la experiencia de inmersión cultural a quienes no pudiesen viajar. La COVID-19 ha frenado la movilidad y ha forzado el aprendizaje a distancia prácticamente de noche a la mañana.

“La tecnología de la educación aprende de la pandemia”, dice Gianfranco Lanci, y el sector EdTech duplicará su apuesta ofreciendo experiencias personalizadas, gestión de aulas virtuales, formación basada en proyectos, nuevas formas de evaluación y colaboración. Para ello se recurrirá a la voz y la visión computerizadas y tecnología de posicionamiento espacial e interacción sensorial. Lenovo también tiene en mente a las gafas inteligentes.

Además, la enseñanza híbrida podría ayudar a popularizar los deportes electrónicos en la educación. Por otro lado, “el ocio en casa deberá ser mucho más inmersivo” a partir de ahora, a medida que nos acostumbramos a los confinamientos, los toques de queda y las interacciones físicas limitadas. Esto pasa por pantallas y tecnología de audio mejoradas, mayor duración de las baterías y, obviamente, los videojuegos como forma de interacción social. Estos juegos confiarán cada vez más en las posibilidades de la nube.

El concepto del todo como servicio y las implementaciones de TI como soluciones llave en mano también tienen opciones. “La cultura mediante suscripción llega a los mercados”, dice Lanci, y animará no sólo a los consumidores sino también a las empresas. Estas podrán acceder a más herramientas a precios asequibles.

Además de ahorrar dinero y descargar los presupuestos, las compañías liberarán personal para que se centra en actividades de valora añadido.

Por otra parte, 2021 continuará con la tendencia de 2020 acerca de la tecnología plegable en ordenadores y smartphones, ideal para la reinvención de los espacios de trabajo.

Los “nuevos formatos para una nueva generación” son una apuesta total de Lenovo, que confía en que los proveedores de paneles vayan innovando en este espacio y aporten incluso tecnología plegable para los monitores externos, capaces de desenrollarse como un pergamino para adecuarse al número de espectadores que hay enfrente. Esto por no hablar de wearables y juguetes.

Otras innovaciones como las configuraciones de doble pantalla, las entradas de teclado en pantalla o las herramientas de dictado independientes de teclados físicos incrementarán las alternativas.

La seguridad es otro frente vital. “La seguridad organizativa y la privacidad del consumidor han llegado para quedarse”, afirma el presidente corporativo de Lenovo. La pandemia de coronavirus ha acelerado procesos que ya estaban en marcha, como la transformación digital y el reenfoque de la protección con una gestión adecuada de limpieza, privilegios y credenciales.

El trabajo en remoto y la ingente cantidad de dispositivos conectados extienden el perímetro y ponen en peligro a las nuevas oficinas. Las barreras entre el uso profesional y el uso personal se desvanecen, así que las organizaciones necesitan comprometerse con una estrategia que sitúe la seguridad en el contexto de su estrategia.

Aunque la vacuna vaya extendiéndose, una cosa que no cambiará este año será la puesta en valor del sector de la salud. Para Lanci la telemedicina está “en el punto de mira” como solución para frenar los contagios y permitir la consulta de pacientes con otros problemas distintos al coronavirus.

La asistencia virtual ha llegado para seguir durante mucho tiempo entre nosotros. Y parece que la nanotecnología también cobrará fuerza, en su caso para tratamientos contra el cáncer y impresión de órganos.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor